Cochabamba

Saludo del Nuncio Apostólico a la Asamblea General de la Conferencia Episcopal Boliviana

Mons. Giambattista Diquattro, Nuncio Apostólico en Bolivia dirigió un saludo a la Asamblea la mañana del este miércoles 15 de abril destacando importantes acontecimientos de la Iglesia Universal y nacional.

Saludo de S.E. Mons. Giambattista Diquattro
A la Asamblea General de la CEB
Cbba, jueves 15 de abril de 2015

El carácter y el “format” particular de esta Asamblea General de la Conferencia Episcopal Boliviana están determinados por la anunciada visita del Santo Padre Francisco a Bolivia.

El generoso entusiasmo y competente profesionalidad que las instituciones de la Iglesia y los organismos del Estado están manifestando para preparar este acontecimiento histórico manifiestan la riqueza espiritual, el corazón acogedor, y la profunda fe cristiana, que son características de la casi totalidad del noble pueblo boliviano.

Este grande don de la providencia, llega a Bolivia en un momento en el cual en elcurso de casi tres años los fieles se han preparado progresivamente en refinar su vida cristiana a la luz del gran Sacramento de la Eucaristía y han podido profundizar su agradecimiento por este Misterio en diferentes etapas a nivel parroquial y diocesano, en vista de poner en común compromiso, reflexiones, iniciativas y proyectos en el momento final del Congreso Eucarístico Nacional.

La visita del Papa Francisco llega en un cruce inmediato de actividades de la Iglesia universal y de la Iglesia de Bolivia, que se ubican entre el presente año dedicado en todo el mundo a la vida consagrada, mientras que se perfila el Año Santo de la Misericordia como una extraordinaria oportunidad evangelizadora que puede encontrar en Bolivia su aliento en la celebración del Congreso Eucarístico.

La Eucaristía y el sacramento de la Misericordia (es decir la confesión) son los principales dones – con el Bautismo – del Sacerdocio Real de Cristo. Por este motivo en la presente circunstancia me alegra mencionar la próxima visita en Bolivia del Secretario de la Congregación para el Clero. El Arzobispo Jorge Carlos Patrón Wong, tendrá la bondad de quedarse cuatro días en Bolivia para escuchar, animar y fortalecer los buenos propósitos y compromisos de las diócesis de Bolivia en la formación de sus candidatos al sacerdocio.

Estamos exactamente pues en el cruce del soplo del Espíritu Santo, aquel soplo suave y vigoroso que constituyo una Iglesia y renovó a sus columnas, los Apóstoles.

Pedimos a la Virgen María que nos ayude con su presencia materna e intercesora de manera que la renovación continua de nuestra Iglesia, fortalezca la caridad, anime la misión y profundice la comunión.