Cochabamba

Miles de fieles llegaron a la Virgen de Urcupiña en el Calvario

Miles de feligreses se pusieron ayer a los pies de la virgen de Urcupiña para agradecer los favores, en el templo de Cota, en la última jornada de la festividad de la patrona de Quillacollo.

El arzobispo de Cochabamba Óscar Aparicio, ante el incremento de feligreses nacionales y extranjeros, sugirió mejorar la organización de la festividad de la Virgen de Urcupiña “con la ayuda de todos”.

Después de la misa de la integración en la capilla del Calvario, Aparicio dijo que en la celebración urge “menos alcohol, menos negocio, menos peleas; es decir, menos manifestaciones que no siempre nos ayudan a integrarnos”.

La festividad de Urkupiña concluyó ayer con el Calvario, tercera jornada religiosa, con la caminata de 12 kilómetros en señal de fe y devoción hasta el santuario ubicado en el municipio de Quillacollo.

Los feligreses desde muy temprano participaron en las misas en el atrio del templo de San Ildefonso y la misa de la Integración en la capilla del Calvario, ésta última presidida por el Arzobispo de Cochabamba y, por primera vez predicó el rector del Santuario de Lourdes en Francia, P. Horacio Brito. Los devotos que llegaron del interior del país, además de varios países de Latinoamérica y Europa, participaron del rito de la extracción de la piedra en el cerro de Cota.