Análisis

Diác. Javier Gómez Graterol, SSP: Cristianos incapaces

El camino de la santidad pasa también (aparte de la superación de los pecados) por la superación de las propias limitaciones físicas y mentales. De hecho, la historia de la Iglesia nos muestra cómo algunos santos fueron considerados incapaces desde el punto de vista humano, para la vida religiosa, y a quienes, una vez que se les dio la mínima oportunidad de ingreso a ella, la ejercieron prodigiosamente.

San Juan María Vianney: tuvo grandes dificultades para los estudios, apenas llegó a aprender, luego de mucho esfuerzo, un poco de aritmética, historia, y geografía. Durante su formación encontró el aprendizaje difícil, especialmente el estudio del latín, tenía una dicción pobre, y hacía grandes esfuerzos para hacer una homilía. Es ahora el patrono de los sacerdotes.

San José de Cupertino: a los 17 pidió ser admitido por los franciscanos, no fue aceptado. Los capuchinos lo ingresaron como hermano lego, apenas a los ocho meses fue expulsado porque era en extremo distraído: dejaba caer los platos cuando los llevaba para el comedor. Se le olvidaban los oficios que le habían asignado. Parecía que estaba siempre pensando en otras cosas. Por no cumplir bien con sus deberes tuvo que dejar el convento (fue un posible Ásperger). Luego de un tiempo fue admitido por los franciscanos para oficios y tareas, y a duras penas llegó al sacerdocio. Vivió una entrega tal que hizo progresos y prodigios.

El siervo de Dios Junípero de Asís, uno de los seguidores originales de san Francisco, era muy querido por él, por su devoción y su profunda humildad. Se describe en las “Florecillas de San Francisco”, que Junípero no siempre entendía las normas convenidas de la interacción social (fue posible Ásperger).

La sierva Sierva de Dios Leonia Martin, tenía muchas dificultades en la interacción social (posible Ásperger), y las vivió durante toda su infancia y adultez. Gracias a su hermana Teresa de Lisieux, aprendió el “caminito” de la santidad. Fue elegida, debido a sus muchos problemas y retos mentales, como patrona de la Liga Leonia por el progreso de las personas autistas (Leonie League, de EE.UU.).

San Martín de Porres, debido a su condición de mulato, pudo ser aceptado en la comunidad dominica únicamente como “donado”, vivió tan santamente con ellos que ahora es patrono de de los hermanos cooperadores dominicos; la Justicia Social, también de los pobres, los peluqueros, el gremio de la limpieza pública, farmacéuticos, enfermeros y es patrón de Cáritas.

Moisés era tartamudo; la beata Carmen Rendiles nació sin un brazo; santa Bernardita Soubirous tenía dificultades de aprendizaje, igual que el Venerable Solanus Casey. Todos los santos que he nombrado, fueron humanamente descartables, sin embargo se hicieron instrumento de Dios y lo siguen siendo en la actualidad.

Autor: Diácono Javier Gómez Graterol, SSP

Artículos relacionados

Diác. Javier Gómez Graterol, SSP: Cristianos defectuosos

Chuquisaca tiene 7.940 personas que sufren algún tipo de discapacidad
Cochabamba vivirá el 6to Festival de Habilidades de Niños(as) con Discapacidad

Bono a las personas con discapacidad grave

Cáritas Boliviana: “Por un trabajo digno para las personas con discapacidad”