Cochabamba

Descargue aquí todo el texto de la Quincena de preparación a la Fiesta de Urcupiña 2019

Presentamos el material de reflexión preparado por el P. Dante Agüero MIC para acompañar la QUINCENA de prepración a la Fiesta de Urcupiña 2019.

Puede descargar todo el material al final de esta nota.

SANTUARIO NUESTRA SEÑORA DE URCUPIÑA

PARROQUIA “SAN ILDEFONSO”

QUILLACOLLO

PREPARACIÓN A LA FESTIVIDAD DE LA ASUNCIÓN DE LA VÍRGEN A LOS CIELOS
“Bautizados y enviados. Con María somos Iglesia, junto a la Cruz”.

Preparado por: P. Dante Agüero MIC
Equipo Litúrgico
Santuario Virgen María de Urcupiña

 

Introducción.

La Santa Madre Iglesia nos regala cada año esta oportunidad de gracia y bendición de acercarnos a Nuestra Madre de Urcupiña.
Ella, la Reina del Cielo ha querido hacerse presente aquí, de manera tan particular, para tenernos cerca de Ella y seguirnos anunciando el Evangelio de Su Hijo que es nuestro Dios.

Durante estos días de preparación a Su Fiesta Solemne rogará por cada uno de nosotros, como Iglesia que somos, para que la fuerza poderosa del Espíritu Santo renueve nuestro bautismo y anime la tarea que encomendó a los servidores en las bodas de Caná en Galilea, hace más de dos mil años: “Hagan lo que Él les diga”.

Llegaremos a sus pies, desde diferentes lugares para una sola cosa; estar con Nuestra Madre del Cielo porque necesitamos, bajo la luz de Su mirada bondadosa, sanar nuestras heridas, contarle nuestras necesidades y decirle cuánto la amamos. También como Maestra, queremos aprender de su ejemplo. Y este tiempo de misericordia y salvación nos impulsará a llevar a nuestro mundo cotidiano de familia, estudio y trabajo el testimonio de nuestra fe.

Todos conocemos muy bien las dificultades que nos rodean y los desafíos que debemos enfrentar en el tiempo presente. Como cristianos, llevamos nuestra cruz de cada día sostenidos por la esperanza; mientras edificamos, por el anuncio y el testimonio, el Reino de Dios hasta el momento que Dios disponga, alcancemos la meta de nuestra existencia que es llegar al Cielo.

Por medio de la fe en cada liturgia invocaremos al Santo Espíritu para asimilar sus inspiraciones; abriremos las ventanas del alma para contemplar los misterios revelados por la Palabra de Dios y anunciados por la Sagrada Tradición.
¡Este es el día que hizo el Señor!. ¡Aleluya! ¡Alegrémonos todo en Él! ¡Aleluya! (Salmo 118, 24)

“Dios te Salve María, llena eres de gracia,
el Señor es contigo,
bendita tú eres entre todas las mujeres
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús;
Santa María Madre de Dios,
ruega por nosotros pecadores
ahora y en la hora
de nuestra muerte”.

Descarga aquí el texto de la quincena.