La Paz

Mons. Juan: “Iluminados en la fe, iniciamos este tiempo de Adviento”

“Para nosotros este tiempo, es un tiempo de penitencia, oración, ayuno, conversión, para que así podamos realmente cumplir lo que el Señor nos pide”, Mons. Juan Vargas, Obispo de la Diócesis de Coroico celebró la eucaristía del primer domingo de Adviento, desde el municipio de Coroico, animó a los fieles a prepararse en este tiempo y estar atentos al hambre y sed de los hermanos.

Mons. Juan agradeció la presencia de Mons. Waldo Barrionuevo, Obispo del Vicariato de Reyes y Obispo Responsable de la Comisión de Comunicación, misma que también estuvo presente en esta jurisdicción de Coroico evaluando y planificando la gestión 2021.

En su homilía Mons. Juan enfatizó sobre el significado de Adviento: “Es un tiempo de penitencia, arrepentimiento, oración, ayuno y conversión, así entonces la conversión nos exige que nosotros seamos más sensibles a los problemas de nuestra realidad, y también nosotros podamos tener una opción clara de los valores del evangelio, y de los valores culturales”.

El Obispo recordó la corona de adviento, ya que este domingo se inicia con el encendido de la primera vela: “4 velas que representan las cuatro semanas de adviento, cada semana se va encendiendo una vela, esta vela es precisamente nuestra fe, que todos nosotros al recibir el bautismo, nos hemos configurado a Cristo que es la gran luz que viene del Padre”.

“El Señor nos dice que tenemos que estar pendientes de las personas que tienen hambre, pero no solamente hambre de pan, sino hambre de verdad, justicia, solidaridad, empleo digno, hambre también de fraternidad, también hay personas que tienen sed, no solo de agua, sino también sed de amor, así como Cristo ha expresado su sed en la cruz, también nosotros los cristianos tenemos que expresar esa sed, de que el Reino de Dios, se manifieste aquí en la tierra, sed de amor a los que han compartido sus sufrimientos, hay sed de libertad, de una buena educación, de buena atención a la salud, sed de dinero, derechos humanos, y entonces tenemos que ir viendo todos estos problemas que aquejan a nuestros semejantes”.