La Paz

MONS. JESÚS JUÁREZ INSTA A DEJAR EL LIBERTINAJE Y EL DESPILFARRO

La Iglesia Católica insta a todos los devotos y fieles de la Virgen de Urkupiña, dejar el libertinaje, exhibicionismo sensual y el despilfarro económico durante la celebración de la fiesta.

Según monseñor Jesús Juárez, el libertinaje debe estar separado de la fe y devoción, y no debe incurrirse en el despilfarro económico por solidaridad con los miles de pobres y marginados de Bolivia.

Justificó sus recomendaciones debido a que mucha gente en Cochabamba y el resto del país, enfrenta la crisis económica con mucho estoicismo, por lo que no es adecuado caer en el despilfarro y otras prácticas paganas.

“No se debe gastar con facilidad, y en poco tiempo, lo ahorrado durante todo el año. Es necesario festejar con moderación por tratarse de una fiesta religiosa, donde debe mandar lo espiritual y la solidaridad con los hermanos que sufren las consecuencias de la crisis”, dijo.

Monseñor Juárez afirmó que la mejor manera de celebrar la fiesta de Urkupiña, es con moderación, solidaridad y mucha espiritualidad.

“Urkupiña es una fiesta de integración, fraternidad y hermandad, aunque por la fe de sus fieles, convergen manifestaciones folklóricas, culturales y otras actividades festivas, que sin excesos son aceptadas”, agregó.

El párroco de Quillacollo, Víctor Benavente, destacó que el lema de la fiesta, hoy más que nunca se acomoda a estos tiempos de intolerancia con los que piensan diferente, pues busca el reencuentro entre hermanos, mediante la intercesión de la Virgen de Urkupiña.

Recordó que el mensaje que regirá la fiesta dice, “con la Virgen de Urkupiña, vamos al encuentro del hermano”, lema que propugna la fraternidad y la reconciliación entre bolivianos, pese a las graves diferencias que separan al hermano del hermano.