Cochabamba

Mensaje de los Obispos: “Muchos tienen miedo de opinar diferente”

La Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), reunida en su Centésima Asamblea Ordinaria en Cochabamba, afirmó ayer en su mensaje de clausura que en el país muchos tienen miedo de expresar una opinión distinta “al pensamiento dominante que se pretende imponer”.

“Vivimos un tiempo caracterizado por la exaltación de las ideologías que no dejan ver la realidad de los más necesitados ni escuchar su voz. Muchos tienen miedo a expresar una opinión diferente del pensamiento ideológico dominante que se pretende imponer a toda costa, amedrentando y descalificando al que piensa distinto”, dice la CEB en el documento de las conclusiones de su asamblea.

Este evento se realizó en la ciudad de Cochabamba y duró cuatro días. En él se analizaron varios temas de la coyuntura nacional como la salud y educación.

Sobre ambos temas, los obispos cuestionaron a las autoridades nacionales que se “impongan gastos en obras no esenciales, descuidando la salud y la educación e ignorando las prudentes llamadas a asumir políticas de austeridad”.

Otra de las conclusiones que abordaron los obispos del país fue la violencia y consideran que su existencia es “fruto de la ausencia de valores, genera la inseguridad ciudadana y crece en nuestras ciudades acobardando a nuestro pueblo y perjudicando a la gente más vulnerable”.

Asimismo, se refirieron al narcotráfico y la adicción a la droga que “van ganando terreno en el país, mientras tanto la gente sufre sus consecuencias”.

Otro de los problemas que hallaron los prelados fue la corrupción porque “quita a los que siguen marginados la oportunidad de un justo rescate; la impunidad política y judicial ampara y avala esta situación”.
También recordaron la visita del papa Francisco y varias frases que expresó durante su estadía en Bolivia.
El jueves, en la inauguración de la asamblea, la Iglesia pidió a las autoridades implementar una ley que garantice “el derecho a la objeción de conciencia” para profesionales en salud que no quieran practicar un aborto.

El pedido al Gobierno fue realizado por el entonces presidente de la CEB, Óscar Aparicio. Ahora, ocupa su lugar monseñor Ricardo Centellas.

Rechazan el doble aguinaldo

Los obispos reunidos en Cochabamba ratificaron su demanda de no pagar el doble aguinaldo porque afecta varias obras sociales que realiza la Iglesia.

“Cada vez se hace más difícil realizar la labor de promoción humana para los más necesitados de la sociedad a través de los centros de asistencia social a personas con capacidades diferentes, ancianos y enfermos mentales, con los hogares de niños abandonados, con la educación formal e informal”, detalla el documento de conclusiones de la centésima asamblea de obispos.
Tales problemas se presentan, según los obispos, “porque se trata impositiva y económicamente con las mismas exigencias a las obras sociales de servicio y sin fines de lucro que a las empresas que generan ganancias. Todo esto es desigualdad social y provoca una mayor injusticia”.

Tal pedido lo hacen porque el Gobierno confirmó el pago del segundo aguinaldo que se paga cuando el Producto Interno Bruto (PIB) supera el 4,5% de crecimiento como sucedió en esta gestión.