Cochabamba

Comunicado de los Salesianos sobre el tema de pensiones escolares

Queridos padres, madres de familia y tutores(as) de las Unidades Educativas Salesianas (UES) en Bolivia:
Nos dirigimos a ustedes para dar respuesta a la desinformación que va circulando de manera irresponsable y malintencionada en algunos medios de comunicación y por el respeto que ustedes merecen de obtener una declaración institucional de primera mano a nivel nacional.
La Congregación Salesiana está presente en Bolivia desde el año 1.896 dedicándose especialmente a la educación y a la evangelización. La SOCIEDAD SALESIANA es una institución perteneciente a la Iglesia Católica en Bolivia y, como tal, es parte del Convenio Marco: Iglesia – Estado, por el que éste último respeta la administración que la Iglesia realiza en cuanto a sus UES, respaldado por lo establecido en la CPE en su artículo 88 (funcionamiento de las UE privadas); cuenta además con personería jurídica canónica, cuya naturaleza es eclesial sin fines lucrativos; característica principal de nuestra institución, pues no buscamos el lucro o el beneficio económico; los ingresos que percibimos por nuestras actividades económicas, como las UES privadas, que gozan de autonomía de gestión, sustentan las obras sociales que regentamos a nivel nacional, como ser, hogares para chicos de la calle, Institutos y centros técnicos, internados, medios de comunicación en áreas rurales, etc.
A la fecha, estamos viviendo una situación de emergencia sanitaria que ha golpeado a toda la humanidad y que nadie había previsto la magnitud de esta tragedia; que sólo superaremos si aunamos fuerzas y trabajamos juntos con solidaridad y lealtad, valores morales que precisamente inculcamos a nuestros estudiantes, para que se formen como “buenos cristianos y honrados ciudadanos”.
Ante las determinaciones gubernamentales de suspensión de clases presenciales, nuestros centros educativos respondieron prontamente implementando las clases por medios virtuales para evitar que nuestros estudiantes se perjudiquen en su proceso enseñanza/aprendizaje. Se trata de un esfuerzo conjunto del personal docente y administrativo de nuestras obras que, a paso forzado y adaptándose a esta nueva realidad, han logrado demostrar su vocación de servicio y su compromiso con la educación salesiana.
A pesar de cumplir, por nuestra parte, con la prestación del servicio educativo a través de la modalidad virtual (homologado por el Ministerio de Educación DS 4260) a nuestros estudiantes, hemos sido pacientes con ustedes, en cuanto a la exigibilidad de sus obligaciones contractuales (pago de pensiones); sin embargo, es imposible seguir manteniendo esta situación, puesto que nuestros docentes, el personal administrativo y de servicio, deben recibir el pago de salarios por el trabajo que realizan (según el DS 4196) y que también permite sustentar a sus hogares, así como el cumplimiento de nuestra parte de obligaciones tributarias y sociales, pago de servicios básicos y la manutención de obras sociales que dirigimos en el país.
Por lo expuesto, informamos a ustedes, lo siguiente:
1. El contrato de prestación de servicio educativo se firmó de manera personal con cada padre, madre de familia o tutor(a) para la gestión 2020, por lo que, si ameritara su revisión, sólo corresponde realizarla a los titulares del contrato, en este caso Unidad Educativa Salesiana y padre, madre de familia o tutor(a), no admitiéndose a terceros sin poder legal.
2. A pesar de que económicamente nos afecta en gran manera y pone en riesgo nuestra permanencia educativa, institucionalmente, se ha determinado aplicar la sugerencia emitida por el Ministerio de Educación en cuanto a los descuentos en el pago de pensiones mientras dure la emergencia sanitaria en la gestión 2020. Agradecemos a los padres, madres y tutores(as) de familia, identificados con la institución salesiana, que sí están pagando sus mensualidades regularmente.
3. La Unidad Educativa Salesiana está abierta a solidarizarse con aquellas familias en necesidad y que no pudieran pagar sus cuotas. Para ello, cada padre, madre y tutor(a) de familia damnificada deberá hacer la solicitud correspondiente a la dirección de la UE para que, luego de su análisis, se dé una respuesta a su solicitud.
4. No es posible realizar un descuento del 50% en el pago de las pensiones porque afectaría gravemente a la economía de nuestras UES, lo que nos llevaría a la penosa necesidad de cerrarlas, indemnizar a nuestro personal, buscar otra fuente de ingreso para seguir sosteniendo las obras sociales que dirigimos en favor de nuestros destinatarios más pobres y, a ustedes, tener que buscar otra UE para seguir educando a sus hijos e hijas en la próxima gestión 2021. Extremos a los que no quisiéramos llegar.
5. Aquellos padres, madres o tutores(as) de familia que se mantuvieran en su posición intransigente de pagar el 50% de las mensualidades, sepan que no están compartiendo la visión y misión salesiana y no están siendo solidarios con los que más necesitan (padres, madres de familia o tutores(as) afectados por la pandemia y los destinatarios de nuestras obras sociales). Los mismos están en su pleno derecho de pedir la resolución del contrato educativo, para que puedan transferir a su(s) hijo(s) e hija(s) a otra Unidad Educativa que responda a sus expectativas. De nuestra parte, coadyuvaremos con esa transferencia incluso sin exigir lo adeudado desde que comenzó la cuarentena.
Que nuestra Madre, María Auxiliadora, Patrona de nuestras Unidades Educativas, nos ilumine y guíe en este camino que nos toca recorrer juntos con quienes aún comparten la espiritualidad salesiana y la labor que, como Iglesia Católica, llevamos a cabo en Bolivia.
Cochabamba, 7 de julio de 2020