Cochabamba

Aparicio: El Señor está en la comunión y en la solidaridad de los hermanos

«En esta crisis, el Señor no te abandona, está en la comunión, en la solidaridad de los hermanos» Mons. Oscar

Mons. Oscar Aparicio, durante la homilía en la Celebración Eucarística de la Solemnidad del Cuerpo y Sangre de Cristo, destacó que en este tiempo de Pandemia, no estamos abandonados, Dios está con nosotros; al igual que aquel Pueblo de Israel es acompañado y protegido por el Señor.

“A ti y a mí, tenga seguridad plena, el Señor no te abandona, es un Dios providente”, son las palabras de ánimo del Arzobispo que recuerda que, a través de la solidaridad, del amor entre todos es Dios quien se muestra providente, que provee el alimento, la salud.

Con ello invitó a mantenernos en acciones de servicio y sentir la presencia de Dios, que Él mismo se ha dado como alimento para la vida eterna en la Eucaristía. “Los que hoy pasamos una crisis profunda, tenemos la certeza que somos peregrinos por el mundo y no estamos abandonados”.

Destacó además que si bien, durante este tiempo hemos estado, muchos, sin poder tener la celebración, sin poder acompañar ni recibir a Jesús Sacramento, ahora el Señor Sale a nuestro encuentro; haciendo referencia a la procesión que seguramente se viviría, visitando además a los centros hospitalarios y caminando entre las calles bendiciendo a su pueblo.

“Él no nos ha abandona porque es el Pan vivo bajado del cielo”.

Corpus Christi 2020, fieles celebraron en sus hogares, el Señor salió a bendecirlos.

La celebración de la Solemnidad del Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo, en el marco de la pandemia por el COVID-19, ha tenido un matiz diferente, sin la presencia de fieles en templos y el Santísimo que recorrió bendiciendo, por las calles, en vehículo.

El Corpus Christi que congregaba a gran número de fieles, este año se vivió diferente. En la Catedral Metropolitana, se celebró la Solemne Eucaristía a la 9 de la mañana, presidida por Mosn. Oscar Aparicio y con la participación de algunas autoridades y la pareja de pasantes en esta gestión. Esta fue transmitida por las redes sociales de la Arquidócesis, Radio María, Radio Urbana y Univalle Televisión, para llegar a más de fieles en Cochabamba.

Concluyendo la celebración con la bendición del Santísimo, se realizó la procesión con Jesús Sacramentado junto a la imagen de la Virgen de la Merced, en vehículos; apoyados por la Policía Boliviana y el Ejército a través de la Escuela Militar de Ingeniería.

Durante la procesión, se tuvieron emotivas paradas en el Instituto de Gastroenterología, el Hospital Viedma y el Maternológico Germán Urquidi, pidiendo por los enfermos y el personal que trabaja en estos centros. Mons. Oscar Aparicio agradeció todo el esfuerzo que están dando, los profesionales en salud, durante este tiempo de pandemia.

También se realizó una parada en el Convento de las Clarisas Capuchinas, signo de oración constante en este tiempo de pandemia.

También en distintas parroquias de la Arquidiócesis se vivieron estas actividades, con la transmisión de la Santa Misa y la procesión en vehículo con el Santísimo Sacramento.

Fuente: Arzobispado de Cbba / www.iglesiacbba.org