Cochabamba

Acto de graduación de la Escuela de Formación para Catequistas

{gallery}ESFOCAT{/gallery}

“San Juan Evangelista”

El día de ayer en los ambientes del Arzobispado se llevó a cabo la ceremonia de graduación de la Escuela de Formación para Catequistas (ES.FO.CAT.), donde 25 graduados de diferentes parroquias, recibieron el diploma y certificados de las manos de P. Carlos Curiel Vicario General del Arzobispado, P. Wilson Vidaurre Director de la ES.FO.CAT. y la Hermana Rosario Lourdes Gutiérrez Canciller del Arzobispado.

La ceremonia comenzó el ingreso de los graduados y las palabras del Director P. Vidaurre que dijo: “satisfecho y llenos de gozo por haber acompañado a nuestros catequistas, porque ha sido un tiempo que compartimos con ellos sus vidas, sus experiencias, pero también su ministerio catequético y emocionado porque sé que son personas llamadas por Dios al ministerio catequético y llevar la buena noticia la palabra de Dios a nuestro pueblo y lo expresarán con entusiasmo, alegría y creatividad”.

Por otro lado también se hizo la invitación para el año que viene a formar parte de la ES.FO.CAT. San Juan Evangelista: “este es un espacio de formación teológico, bíblico, catequético y pastoral y está abierto a todas las personas de buena voluntad que quiera ejercer este ministerio desde la palabra de Dios, dirigido a los jóvenes, padres de familia que sientan este llamado y déjense orientar por la voz de Dios orientado a este servicio, es una tarea que la llevamos agarrados de la mano de él y con la Iglesia conjuntamente”, concluyó.

Seguidamente P. Curiel manifestó su alegría por los catequistas emitiendo un mensaje, donde reflexionaba: “nos emociona el hecho de que personas respondan al llamado del señor y a ser esos discípulos y misioneros que tanto necesita nuestra tierra, porque el ser Catequista es un llamado del Señor desde el aprendizaje que hacemos, somos discípulos antes que misioneros, por lo tanto es una misión que de verdad le pedimos el Señor que la siga suscitando en medio de nuestro pueblo, porque nos hace falta muchos catequistas comprometidos con Jesús y sobre todo con el pueblo de Dios”, concluyó.

Para concluir la promoción brindó sus palabras de agradecimiento y se hizo la entrega del mosaico y la tesina a P. Curiel, concluyendo así con el brindis de honor ante todos los invitados y sobre todo a los graduados en este año.

{gallery}ESFOCAT{/gallery}