Potosí

Virgen de La Merced salió sin sus joyas

La imagen de Nuestra Señora de La Merced salió ayer en solemne procesión por las calles del centro de la Villa Imperial, ante el saludo y homenaje de la población que aguardaba atenta su paso. Este año bajo el lema “Unidad del pueblo potosino en desagravio a la Madre de Dios”.

La procesión fue acompañada por agrupaciones católicas, grupos de devotos y estudiantes de más de 10 establecimientos educativos que cargaron las réplicas de la Virgen.

A su paso por las calles la imagen recibió muestras de afecto de los devotos que desde las ventanas lanzaron monedas, canastillas de papeles de color y flores pidiendo bendiciones.

La banda de música del centenario colegio Pichincha fue la única que acompañó la procesión, pese a las invitaciones que llegaron a otros establecimientos.

Como es tradicional, la imagen de La Merced visitó a la Virgen del Rosario a su paso por el templo de Santo Domingo y también al Cristo de la Vera Cruz, Patrono de la ciudad de Potosí que se encuentra en el templo de San Antonio de Padua, siendo honrada su presencia con cánticos y oraciones de las agrupaciones.

Nuestra Señora de La Merced es la patrona de la juventud potosina, redentora de los privados de libertad y la Generala del Ejército de Bolivia, la fiesta es celebrada desde 1730, por lo que los actos en su honor tienen la mayor solemnidad.
El martes 22 de octubre, la imagen será colocada nuevamente en el camarín central de altar mayor del templo.

Recuerdo

Estudiantes que acompañaron la procesión ayer llevaron varios letreros que pedía la devolución de las joyas que fueron robadas en el templo a principios de año.
El arco que rodea la imagen de la Virgen no tenía la platería completa justamente porque fue sustraído en esa acción delictiva, en su lugar se hallaba un letrero que decía “Así me dejaron mis hijos”.
Queda todavía en la memoria de los devotos de Nuestra Señora de La Merced el triste robo de las joyas, muchos no pudieron contenerse y lloraron al paso de la imagen.

Cables

El paso de la Virgen fue difícultoso otra vez por los cables que están en las calles del centro de la ciudad, especialmente en calle Bolívar