Cochabamba

Parroquia Santísima Trinidad distingue a dos benefactores

Miembros del equipo sacerdotal de la Parroquia Santísima Trinidad impusieron reconocimientos públicos otorgándoles plaquetas especiales a dos de sus benefactores: Oscar Claros Rivas y Pablo Betrón, de quienes destacaron su apoyo desinteresado y generosidad con esa comunidad parroquial.

El sacerdote Eulogio del Prado fue el encargado de entregar las plaquetas recordatorias destacando el aporte y entrega a favor de esa parroquia que está ubicada en Villa Moderna (zona Norte de Quillacollo), que este domingo recordó 18 años de su construcción y consagración como templo.

En ceremonia pública al interior del templo y tras la culminación de la sagrada eucaristía, el sacerdote convocó a ambos ciudadanos a quienes se les agradeció por sus aportes materiales y espirituales a la Parroquia Santísima Trinidad.

De forma especial destacaron el aporte, solidaridad y generosidad del abogado Oscar Claros, de quien se dijo fue infatigable colaborador de esa parroquia desde sus inicios, cuando comenzó a construirse. “A lo largo de 18 años, el hermano Oscar Claros nos apoyo desinteresadamente. Los primeros años se pasó de generoso, por lo que le reiteramos nuestros sinceros agradecimientos por todo su apoyo tanto a la Parroquia como a los jóvenes de nuestra zona”, dijo ante el aplauso de los asistentes a la misa.

En el santoral católico, este domingo está consagrado a la solemnidad de la Santísima Trinidad. “Nuestro Dios y Trino es la perfecta comunión de amor y vida, es la fuente de misterio de nuestra fe, es modelo de la familia cristiana. Asimismo, se celebra el Día Nacional de las Comunidades Eclesiales de Base que es la expresión de la población”, dijo.

Tras recibir el reconocimiento y ser ovacionado por los cientos de fieles de la parroquia Santísima Trinidad, Claros señaló que el reconocimiento es una invitación a seguir trabajando en las causas más justas y nobles, particularmente ayudando en la recuperación de los valores cristianos de solidaridad, reciprocidad y generosidad.

“Seguiremos cooperando y ayudando al prójimo sin esperar nada a cambio, especialmente lo seguiré haciendo con la comunidad parroquial de Santísima Trinidad donde observo una presencia masiva y mayoritaria de los jóvenes, así como de vecinos de las comunidades de la zona norte”, dijo.

Posteriormente, sacerdotes y fieles de la Parroquia recorrieron en procesión por las calles y avenidas de Villa Moderna con la urna de la Santísima Trinidad.