Cochabamba

Padre Juan Carlos Molina: “Urcupiña, cubrirse con el manto de la virgen representa protección y entrar al campo sagrado”

“Cubrirse con el manto de la Virgen tiene dos concepciones: protección y entrar en el ámbito sagrado. De esta manera las familias buscan ese apoyo que quizá no lo tienen en la vida terrenal, pero sí lo encuentran acá”, detalló el padre Juan Carlos Molina, vicario del santuario de la Virgen de Urcupiña.

Este acto que realizan las familias, primero representa protección porque así como la Virgen cuidó al niño Jesús en su manto, así también le pedimos que nos proteja, que nos libre de toda enfermedad, de todo mal y de todo peligro, sostuvo.

El vicario añadió: “La segunda concepción implica entrar en el ámbito de lo sagrado, así como la casulla representa para nosotros entrar en la casa de Dios, para las familias es como entrar en ese espacio sagrado a través del cual ella nos concederá fortaleza en la fe, esperanza y animarnos a la caridad”.

Este gesto divino se lleva adelante después de cada misa (que se celebra a cada hora) en la iglesia de Quillacollo, donde se celebra a esta advocación de la Virgen María cada 15 de agosto, lugar muy visitado y concurrido por devotos y feligreses de toda Bolivia, así como de Argentina, España, Perú, entre otros.

ACTIVIDADES

El monseñor Iván Vargas, arzobispo auxiliar de Cochabamba, invitó a los devotos a participar en las actividades no solo desde la iglesia, sino en los domicilios para que también la Virgen llegue a sus hogares y les conceda paz y salud.

El 13 de agosto se celebrará la fiesta de las advocaciones marianas; el domingo 14, las misas desde las seis de la mañana hasta mediodía y a cada hora, posteriormente se realizará la entrada folklórica. El lunes 15 de agosto se tendrá una misa principal, solemne y de fiesta en honor a la madre que ascendió a los cielos y el martes a las 11:00 se tendrá la misa de fiesta en el calvario con todos los devotos y peregrinos que lleguen al lugar.

Fuente: Prensa CEB