La Paz

Monseñor Arana denuncia que algunos políticos buscan llegar al poder desde la violencia, manipulación y desinformación

El Monseñor Giovani Arana, Obispo auxiliar de la Diócesis de El Alto, desde la Basílica Menor de San Francisco de la ciudad de La Paz, denunció hoy el interés de algunos políticos por acceder al poder  desde actos de violencia, desinformación y manipulación, actitudes que se ponen en evidencia durante este tiempo de cuarentena por la pandemia del Covid-19.

“Me siento en la obligación de denunciar también el interés de algunos políticos que, lo que más les preocupa es llegar al poder, nos los han demostrado estos días con hechos recientes que hemos vivido en nuestro país. Desinformación, manipulación, mentiras, violencia, actos que repudiamos y esperamos que no se vuelvan a repetir”, expresó.

Asimismo, el obispo alertó sobre la “gente perversa” que actúa consiente del daño que provoca y que en este tiempo pretende desinformar a la población   y ponerla en riesgo, es decir, aquellas personas que mienten sobre la pandemia y el flagelo que vive todo el mundo a causa del coronavirus.

“Hago un llamado a todos aquellos que desinforman y mienten, a todos aquellos que buscan solo sus intereses que sepan que ponen en riesgo la vida de muchos, lo que están haciendo no está bien. Lo que estamos sufriendo no es un invento, los enfermos, las muertes no son invento de nadie, son reales, por el llamado a que cambien y dejen de lado esas actitudes perversas”, manifestó.

También lamentó que en este tiempo de crisis sanitaria se pongan en evidencia actitudes de indolencia y egoísmo de algunas personas, donde predomina el interés personal sobre el comunitario.

Finalmente, monseñor Arana, convocó a enfrentar esta situación desde la fe, con esperanza, solidaridad y compromiso con el más necesitado, puesto que para salir delante y superar la crisis, será necesario el trabajo de todos.

fuente: ANF


Monseñor Arana: cuidado de aquellos que piensan solo en ellos y no en el bien común

VaticanNews.- En su homilía del Domingo del Buen Pastor, el obispo auxiliar de la Diócesis de El Alto instó a cuidarse de la “gente perversa” que en tiempo de pandemia desinforma a la población poniéndola en riesgo y llamó a asumir actitudes de solidaridad hacia los más necesitados

Este 3 de mayo, Domingo del Buen Pastor y Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones, Monseñor Giovani Arana, Obispo auxiliar de la Diócesis de El Alto, Bolivia, en su homilía desde la Basílica Menor de San Francisco de la ciudad de La Paz, se refirió a la actual situación de pandemia por la que atraviesa el mundo. “Una situación – dijo – en la que debemos ser sinceros” y que, sin embargo, ha evidenciado “algunas actitudes en las personas reflejo de las miserias de nuestra humanidad”: indolencia, egoísmo, intereses personales.

Repudio a desinformación y manipulación

“Me siento en la obligación de denunciar también el interés de algunos políticos que lo que más les preocupa es llegar al poder, nos los han demostrado estos días con hechos recientes que hemos vivido en nuestro país. Desinformación, manipulación, mentiras, violencia, actos que repudiamos y esperamos que no se vuelvan a repetir”, afirmó Monseñor Giovani Arana.

Necesarias actitudes de esperanza y solidaridad

Ante esta situación, el prelado recordó que como cristianos “estamos llamados a enfrentar esta situación desde la fe”, precisando que eso no significa tomar actitudes de resignación o de desinterés de la realidad, sino “asumir actitudes de esperanza, de solidaridad, de compromiso con los más necesitados”.

Alerta contra la mentira

Deteniéndose en un pasaje de la primera lectura, referida al testimonio de Pedro que exhorta a ponerse a salvo de la gente perversa, el obispo de El Alto alertó contra la gente que “no busca nuestro bien”: “cuidado con aquellos que buscan desinformarnos y como consecuencia nos ponen en riesgo y ponen en riesgo a los demás, mintiéndonos sobre la pandemia y el flagelo que vive todo el mundo a causa del coronavirus”.

Además, el prelado hizo un llamado a “todos aquellos que desinforman y mienten, a todos aquellos que buscan solo sus intereses, que sepan que ponen en riesgo la vida de muchos, lo que están haciendo no está bien”.

”Lo que estamos sufriendo no es un invento, los enfermos, las muertes no son invento de nadie, son reales”,  aseguró. De ahí su llamado a que “cambien y dejen de lado esas actitudes perversas”.

Cuidado con quien roba la dignidad

Finalmente, en el Domingo del Buen Pastor, el Obispo de El Alto recordó que lo opuesto al Buen Pastor es la imagen del “ladrón”, a quien no le importa de las ovejas, sino solo de sus intereses personales. Y por ello insistió:

Cuidado con aquellos ladrones que roban nuestra libertad de pensar y decidir por cuenta propia, cuidado con aquellos que roban nuestra dignidad de personas, decidiendo por nosotros, engañándonos, mintiéndonos, cuidado con aquellos ladrones que matan y destruyen nuestras ilusiones de días mejores, matan y destruyen incluso la vida de tantos hermanos nuestros causando dolor en las familias exponiéndolos a la violencia y todo por conseguir sus propios intereses, en otras palabras, cuidado de aquellos que piensan solo en ellos y no el bienestar de los demás”.