Cochabamba

Mons. Robert Flock: “Revelan su profunda incomprensión de la naturaleza y misión de la Iglesia”

El Obispo Auxiliar de Cochabamba, Mons Robert Flock, realizó el siguiente comentario, ante declaraciones de autoridades gubernamentales sobre el libro que muestra la biografía de Mons Tito Solari.

Palabras de Mons. Roberto.

Curioso que el gobierno reaccionara a las declaraciones de Mons. Tito sobre las amenazas a la democracia en Bolivia, optando por atacar a un reconocido pastor y a la misma Iglesia por no ser una institución democrática. Es como dispararse al propio pie. Aunque alegan ser “católicos” revelan su profunda incomprensión de la naturaleza y misión de la Iglesia.

La democracia representativa con la separación de poderes, las instituciones propias y el estado de derecho, corresponde al derecho de los ciudadanos a determinar su propio destino, según la decisión de la mayoría, pero velando por la dignidad y los derechos de cada uno. El poder reside fundamentalmente en el mismo pueblo. Sin embargo su gran debilidad está en la polarización entre oficialismo y oposición, quienes en vez de cooperar para el bien común, suelen buscar sólo los intereses particulares, peor aún cuando algún grupo logra la capacidad de manipular el sistema y perpetuarse en el poder. Naturalmente organizaciones criminales también intentan acaparar el poder.

La Iglesia, como institución creado por Cristo para promover el Reino de Dios y el cumplimiento de su voluntad en la Tierra como en el Cielo, no responde a la determinación de las mayorías, sino al discernimiento de la voluntad de Dios. Considerando la diversidad de interpretaciones sobre aquella, a pesar de las Sagradas Escrituras, el gobierno de la Iglesia y la selección de sus pastores no es demócrática, sino “sinodal”. Sínodo, es literalmente un “camino hecho juntos”, ya que el criterio para saber si caminamos según la voluntad de Dios, además de nuestra fidelidad a la Escritura, a la Tradición y la oración, es la UNIDAD y la COMUNIÓN. Por eso, en la elección del Papa, no basta la mayoría más uno, se requiere dos tercios. Cuanto mayor la comunión, mayor es nuestra confianza en la búsqueda del camino que Dios quiere. Dos mil años de la vida de la Iglesia, en medio de los contextos políticos cambiantes de su entorno, indica que es cierto lo prometido por Cristo: “el poder del infierno no prevalecerá contra ella” (Mt 16,18).

Sin embargo, tanto los pastores de la Iglesia como los gobernantes de los pueblos deben a Dios lo que es de Dios, bién resumido por el profeta Miqueas: “El te ha declarado, oh hombre, lo que es bueno, lo que demanda el SEÑOR de ti, sino sólo practicar la justicia, amar la misericordia, y andar humildemente con tu Dios.” (6,8 Biblia de las Américas).