Cochabamba

Mons. Aparicio: El sacerdote un hombre de fe y que conoce su realidad

Hijo de Papá Tarijeño y Mamá paceña, nacido en La paz, hermano de 4 varones y de clase media, así se describe Mons. Oscar Aparicio, arzobispo electo de la Arquidiócesis de Cochabamba en una entrevista realizada por el Padre Ariel Beramendi.
Con humildad Mons. Aparicio relata que su padre fue secretario en la empresa de ferrocarriles de La paz y su mama ama de casa.

Raíces de un Camino Neocatecumenal

Mons. Oscar Aparicio actual Presidente de la Conferencia Episcopal Boliviana y Arzobispo electo de la Arquidiócesis de Cochabamba relata que su ser sacerdote se debe preponderantemente porque viene de una familia muy católica y de su participación en el Movimiento Camino Neocatecumenal.

“… en gran parte son las raíces de Camino neocatecumenal …Fue un tiempo en el que ya había comenzado mis estudios Universitarios de Sociología en la Universidad Mayor de San Andrés y comencé allí los estudios  pero todo el tiempo sentí el llamado cada vez más fuerte de Dios hacia el sacerdocio”, señala.

Mons. Oscar Aparicio comenta que cuando tenía 17 años, en una celebración penitencial que se realizaba en el seminario mayor de San José se sintió  pecador pero al mismo tiempo muy perdonado por Dios y al mismo tiempo reconciliado y a sí ha habido un proceso de ir descubriendo  que Dios existe, que participa en la vida y lleva adelante la historia  y por tanto también que marca la historia y hace llamados concretos, dijo.

“…yo sé el momento concreto de mi si a Dios, fue en una de estas convivencias de estas comunidades , donde hicieron un primer llamado a jóvenes que querían ir al Seminario  y recuerdo perfectamente, un doce de diciembre de 1981, lo recuerdo en el Seminario Mayor Nacional de San José, ahí  dije si”, relata.

El sacerdote un hombre de fe y que conozca su realidad

El nuevo Arzobispo de Cochabamba resalta que un sacerdote necesita ser hombre de fe que conozca a Jesús, su voluntad, debe ser un hombre de oración señala.

“…el mundo de hoy exige del sacerdote es ser un hombre de fe, un hombre con experiencia de Dios, conocimiento de la escritura por tanto de amar a la iglesia, un hombre de oración  luego una espiritualidad bien enraizada en Cristo nuestro Señor y diría también un hombre amante de la Iglesia”, resalta.

“…creo que el mundo exige de un sacerdote el conocimiento de la realidad, no podemos estar fuera de este mundo; es decir lo que está pasando en Cochabamba, lo que pasa en una familia , lo que pasa en una casa concreta”, explica el prelado al señalar que los sacerdotes deben estar inmersos en la realidad de la juventud y sobre todo de la familia.

 A los laicos y agentes de pastoral: No tengan miedo

“…no temamos, no tengan miedo yo puedo decir que con temor y con temblor he recibido este nombramiento pero he encontrado también  la paz no solo en el Señor si no también el rostro de los sacerdotes”, dijo al enviar un mensaje a todos los agentes pastorales de la Arquidiócesis de Cochabamba.

Mons. Aparicio destacó el encuentro previo que sostuvo con los sacerdotes de la Arquidiócesis de Cochabamba el mes pasado, señaló que los rostros de cada uno de ellos le dieron…es el Señor que nos pone en una barca y nos está haciendo caminar, dijo.

La propuesta de una Iglesia participativa que destaca el trabajo pastoral de la Arquidiócesis de Cochabamba lo anima a decir la Iglesia de Cochabamba no es del Obispo , es de toda una iglesia que camina juntos que debería caminar juntos, acota.
Recordemos que la Arquidiócesis de Cochabamba tiene 74 parroquias en el área urbana y rural, es la jurisdicción eclesial que más comunidades religiosas tiene.

Mons. Oscar Aparicio será posesionado como nuevo Arzobispo de Cochabamba el próximo 22 de enero, mientras tanto queda como Administrador Apostólico en la Arquidiócesis de Cochabamba Mons. Tito Solari.

Por Olivia Olivera