La Paz

Los seis momentos de Benedicto con Bolivia

Debido a su avanzada edad, el papa emérito no llegó físicamente a Bolivia, pero hizo seguimiento a las necesidades de los católicos.
Seis son los momentos en los que el papa emérito Benedicto XVI marcó su presencia en Bolivia. Aunque ésta no fue física, buscó atender las necesidades del catolicismo boliviano.

Debido a su avanzada edad (está a punto de cumplir 86 años) en los ocho que ejerció el cargo de papa, Joseph Ratzinger no pudo visitar Bolivia, pero recibió en audiencia al presidente Evo Morales y pidió informes directos al cardenal Julio Terrazas y a los obispos sobre la situación de la Iglesia Católica boliviana.

El reverendo Thelían Corona Cortés, rector de la Universidad Salesiana de Bolivia, menciona cinco de esos momentos.

Primer momentoSe dio en 2008, cuando los 36 obispos de Bolivia visitaron a Su Santidad en Roma para informarle sobre la situación de las 17 diócesis bolivianas.

Entonces, en el país se tenían cuestionamientos y roces entre el Gobierno y algunos representantes católicos a raíz, fundamentalmente, de que la nueva Constitución Política del Estado elaborada por la Asamblea Constituyente (2006 – 2007), establecía que el Estado boliviano era laico.

“Ya vivíamos cambios y transformaciones que habían tocado también la vida de la Iglesia (…) pero también estábamos ante peligros como el narcotráfico, la inseguridad social y otros que afectaban a la juventud, a la familia y a la educación (…) el Papa tuvo esa visión”, explica Thelían Corona.

En noviembre de 2008, Benedicto recibió al cardenal Julio Terrazas, quien le dio un informe que fue criticado por el actual Gobierno y considerado una intervención de la Iglesia en cuestiones del Estado.

El papa respondió a esas críticas con un discurso a los obispos de Bolivia. “Me es muy conocida la vida espiritual, la religiosidad del pueblo boliviano, la adhesión a la Iglesia y yo quiero pedir que Bolivia profundice más esta fe y esta religiosidad popular y la ilumine con la voz del Evangelio y de la palabra de Dios”, dice parte del mensaje papal.

Segundo momentoFue en mayo de 2010. Su Santidad recibió al presidente Evo Morales en la Santa Sede. La Sala de Prensa del Vaticano informó entonces que “se conversó sobre la actualidad internacional, la defensa del medio ambiente, la colaboración entre Iglesia y Estado en la educación, salud, así como sobre las políticas sociales”. Tras la reunión, el presidente Morales informó que había dejado al papa una carta en la que sugería a la Iglesia, entre otros, abolir el celibato. A lo que Su Santidad no respondió.

Tercer y cuarto momentoSe realizó en 2008 con el nombramiento de Giambattista Diquattro como nuncio apostólico en Bolivia.

En octubre de 2012 el papa propició el cuarto momento con el nombramiento de nuevos obispos para reemplazar a los que renunciaron tras haber cumplido los 75 años, edad límite para ejercer el sacerdocio. Fueron consagrados los obispos auxiliares de Cochabamba, Santa Cruz, Beni y de Coro Coro de La Paz.

Quinto y sexto momentos De acuerdo con el padre Corona, la audiencia de octubre de 2012 en la que el papa recibió al rector de la Universidad Católica Boliviana, Hans van den Berg, se constituye en el quinto momento de Benedicto XVI con Bolivia. En ella recibió documentación que respalda el pedido de beatificación del indígena Tito Yupanqui, quien se convertiría en el primer santo boliviano.

        El sexto momento lo vivió Ricardo Udler, presidente de la Comunidad Judía de La Paz, al conocer personalmente al papa el 10 de mayo de 2012 en el Vaticano. El pontífice le dijo a Udler que el boliviano venía de una “pequeña comunidad, pero de un gran país”.