Potosí

La veneración de los potosinos a la Virgen del Rosario

Una de las tradiciones más antiguas es que cuando la Virgen sale, tocan las campanas del templo, preparan incienso y las mujeres que, por algún motivo no pueden tener hijos, encomiendan este deseo a su imagen que este año también se reveló, informó ayer el párroco de Santo Domingo, Henry López.

“Las mujeres que no pueden dar a luz, vienen con el sueño de cargar al niño, lo cargan al niño en brazos y tienen la fe de que al año volverán con el niño que la virgen le ha concedido”, explicó el párroco López.

Este año, el sacerdote conoció a una señora que en 2014 llegó desde la ciudad de La Paz a pedir un niño y este año volvió con una niña de tres años, que pudo ser adoptada y el nombre que le dieron es Rosario.

“Me encontré con una joven que tenía problemas en el parto (…) y vino ahora con la niña que se llama Rosario y la trajo para dar gracias porque le encomendó a la Virgen la protección de su hijita”, contó otro caso.

Al finalizar la procesión la imagen regresó al templo y fue recibida por fuegos artificales y la fe de los devotos que acompañaron su recorrido desde las 15:00. Pasadas las 18:00 la imagen terminó su recorrido.

Ayer salió la imagen de la Virgen del Rosario por las calles del centro de la ciudad y fue acompañada por fieles y bandas escolares que acompañaron su paso. En la tarde se efectuaron oraciones especiales a la Virgen.

Este año en la eucaristía se invitó a varias unidades educativas de la ciudad.

Previamente se efectuaron actividades como el Rosario de la Aurora que durante nueve días salió un grupo de personas a las 6:00 con el rezo del rosario.

En este recorrido, con la imagen de la Virgen del Rosario, rezando y cantando, informó el párroco de Santo Domingo.
“Lo importante es que es parte de la herencia cultural de nuestro pueblo. Lo importante de esta celebración es que se puede valorar y ver el patrimonio histórico que tiene Potosí”, añadió.

IMAGEN
“Es una talla que data de 1553 a 1559, más o menos, no hay una referencia exacta del año en que llegó a Potosí, pero se sabe que en 1559 ya estaba con los dominicos”, dijo.

La Virgen del Rosario es de origen sevillano, de autor anónimo. Además, sirvió de inspiración para Tito Yupanqui, quien llegó a Potosí para mejorar su técnica en la escultura, y comenzó a buscar una imagen en la que podría encontrar motivación para su trabajo.

Cuando vio la imagen de la virgen supo que iba a ser el modelo de la actual Virgen de Copacabana.

Fray Vicente Bernedo pasaba varias horas rezando ante esta imagen pidiendo por las necesidades del pueblo.