Santa Cruz

LA IGLESIA NECESITA DE TESTIGOS PERO TAMBIÉN DE ANUNCIADORES DE LA PALABRA

En la eucaristía de esta mañana (5 de julio) el Cardenal Julio Terrazas, Arzobispo de Santa Cruz y Presidente de la Conferencia Episcopal Boliviana, refiriéndose al pasaje de la curación del ciego endemoniado animó a los más de un centenar de sacerdotes diocesanos diciéndoles que la Iglesia necesita a testigos y predicadores de la Palabra viva de Dios.

Los sacerdotes diocesanos congregados de toda Bolivia se aprestan a recorrer hacia la tierra de las Reducciones Jesuíticas, tienen como destino final San Ignacio de Velasco. Al respecto el purpurado Terrazas dijo que Uds. sacerdotes diocesanos como parte de este encuentro recorrerán los pueblos donde quedaron plasmadas la evangelización de jesuitas, franciscanos y ahora diocesanos, no corran, contemplen las maravillas de la creación de Dios y de la creación del hombre.

Jacob descubre a Dios en el combate y luego cambia de nombre el lugar para sellar que ese lugar es un espacio de encuentro con Dios, de la misma manera estamos llamados a que el encuentro con Dios en el encuentro con el hermano, en la celebración de los sacramentos nos cambie y nos lleve a la conversión, reflexionó el Cardenal.

La eucaristía de esta mañana comenzó a las siete de la mañana presidida por el Cardenal Julio Terrazas Sandoval, concelebrada por 140 sacerdotes, dato que indicó Rosmery Sauma, asistente para la inscripción, asimismo, estuvieron concelebrando Mons. Luis Sainz Hinojosa, Arzobispo Auxiliar de Cochabamba y Mons. Jesús Juárez, Obispo de la Diócesis de El Alto.

 

.-