Análisis

Javier Gómez: ¿Qué trato mereces?

Una frase de Eleanor Roosvelt tiene gran profundidad al momento de ser analizada: “nadie puede hacerte sentir inferior sin tu consentimiento”. Si bien esta es una conclusión propia de una persona con una conciencia de sí mismo bien formada y una personalidad ya definida, también es un excelente punto de partida para revisar cómo está nuestra autoestima en relación a cómo nos tratan los demás, a la imagen que proyectamos y el cómo esperamos que los demás nos traten.

Nuestra interacción con los demás se basa en dos puntos básicos: acción y reacción. Cuando una relación se hace viciada hay un conjunto de reacciones “usuales” y/o “predecibles”, consciente o incosncientemente, entre quienes la entablan. Si hay, por mencionar un ejemplo, uno que insulta y otro que se deja insultar, ese vicio en la relación durará hasta que el insultado reaccione de forma diferente a como el insultante está acostumbrado a ver que su contraparte reacciona.

Si el insultado permite que el insultante siga, porque es, por decir, algo, el jefe y él, el empleado, se le da paso al mal con la pasividad forzada que se muestra. Si el insultado, por el contrario, sabiendo que no puede reaccionar frontalmente, busca formas alternas y asertivas de responder a los insultos puede lograr un cambio, por medio de estrategia, que mejore la relación. Es un camino diferente, un poco más largo tal vez, pero viable.

Si bien puede  haber complejidad en la historia personal de cada quién al momento de emitir una conducta, también lo es que podemos influir en la forma en la que los demás nos tratan, partiendo de examinar qué está fallando en la relación, sea por un análisis personal o la ayuda de un experto o consejero.

¿Cómo crecer en nuestra prudencia o trato con los demás? Uno de los mejores comienzos es leer la sabiduría milenaria contenida en los libros sapienciales de la Biblia, contienen muchos consejos que no han sido superados por los mejores libros de superación personal. Léalos, empezando por el de Sirácida o Eclesiástico, no se arrepentirá. Dios con nosotros.

Autor: Javier Gómez Graterol, religioso / periodista

Artículos relacionados:

Javier Gómez, religioso/periodista: Vampiros emocionales, parte 1

Javier Gómez, religioso/periodista: Vampiros emocionales (2)

Javier Gómez Graterol religioso/periodista: Vampiros emocionales (y 3)

“El ser humano es imagen y semejanza de Dios”

“Resiliencia” con confianza en Dios