La Paz

Fundación Jubileo: En Bolivia aún hay 4 millones de pobres

El investigador Jaime Pérez, de Fundación Jubileo, reconoce los avances logrados en la reducción de la pobreza (dice que a partir de 2007 los porcentajes se redujeron hasta llegar, en 2014, al 39% de pobreza y 17.3% de extrema pobreza), y recuerda que el objetivo fundamental de la actividad de las personas es el desarrollo humano, no el crecimiento económico.

Hasta 2014, en Bolivia las personas agrupadas dentro de la pobreza moderada requerían diariamente de Bs 25 en el área urbana y Bs 18 en el área rural para sus gastos de alimentos, bienes y servicios. Los que estaban dentro de la pobreza extrema o indigencia necesitaban, como mínimo, Bs 13 en las ciudades y Bs 11 en el campo.

A nivel mundial, como una regla estándar, se considera dentro de la extrema pobreza a las personas que tienen menos de 1 dólar (casi 7 bolivianos) de ingreso diario.

Si bien se han registrado avances para mejorar esta situación a través de diferentes políticas públicas, no es suficiente: los niveles de pobreza continúan siendo altos en el país.

Jaime Pérez, investigador de la Fundación Jubileo que realizó una investigación propia cruzando datos con instituciones internacionales y con el Censo 2011, dijo a CAPITALES que en Bolivia quedan cuatro millones de pobres.

“Hay cuatro millones de seres en el país que son pobres. Estos datos no son gratos pese a que ahora hay países que están detrás de Bolivia, como Paraguay”, dijo al aclarar que para su investigación no ha sido posible acceder a datos oficiales ni actualizados del Gobierno.

Plan de Desarrollo
El presidente Evo Morales firmó en días pasados la ley del Plan de Desarrollo Económico y Social para impulsar una inversión estatal de 50.000 millones de dólares hasta 2020 y, de esa manera, reducir la pobreza extrema de 17.3% a 9.5%.

El mandatario cifró “la esperanza” del país en la suma de la inversión estatal y la privada.

En enero, dijo que entre los años 2006 y 2014 la extrema pobreza se redujo del 38.2 al 17 por ciento.

En agosto del año pasado, Morales mencionó que, según datos respaldados por organismos internacionales, “la clase media aumentó en 2,6 millones (de personas): antes era 1 millón, ahora son 2,6 millones”.

Reducción de la pobreza
Hasta 2007, la pobreza moderada y la extrema pobreza no sufrieron alteraciones en Bolivia: el 60% de la población era considerada pobre y el 37.7% extremadamente pobre.

A partir de ese año —añadió Pérez— los porcentajes comenzaron a reducirse hasta llegar, en 2014, al 39% de pobreza y 17.3% de extrema pobreza. “Prácticamente se bajaron 20 puntos porcentuales en ambos casos de pobreza, es una buena noticia porque se ve que el crecimiento económico y las políticas sociales lograron en alguna medida que muchas personas salgan de la pobreza”, sostiene el investigador.

Para 2007 se calcula que vivían en la extrema pobreza 3.714.000 personas (los que ahora no tienen los 13 bolivianos para comprar una canasta mínima de alimentos). Para 2012, esa cifra bajó a 1.821.000 personas. Es decir, en cinco años, casi la mitad.

De acuerdo con el investigador de Jubileo, prácticamente dos millones de bolivianos viven todavía en la extrema pobreza en el país. No tienen los ingresos suficientes para comprar alimentos con los nutrientes necesarios.

Es evidente que hubo una reducción de la extrema pobreza en 1.893.000 personas solo en los cinco años señalados, y que casi 1,7 millones dejaron de ser pobres.

Crecimiento económico
Según Pérez, el objetivo fundamental de la actividad de las personas es el desarrollo humano, no el crecimiento económico.

Hasta 2014 había un PIB nominal de 32 millones de dólares, lo que demuestra que hubo un crecimiento económico en el país, pero esto no significa que haya habido desarrollo en los hogares individuales, pues —dijo— la pobreza se mide por el ingreso de los hogares.

El promedio de crecimiento del PIB boliviano es de 5%. Aunque la última previsión disponible de 2015 establece un probable crecimiento de 4.8%, las previsiones del Gobierno apuntan a un 5%.

El PIB interno per cápita estimado para 2015 es de 3.119 dólares. Sin embargo, ese crecimiento se habría estancado desde el año pasado, según Pérez.

Este último dato tiene una relación directa con las mediciones que se hacen después sobre la pobreza, la cual también se mide por el ingreso en los hogares.

Desarrollo humano
Se define al desarrollo humano como la construcción de las capacidades más básicas de las personas; por ejemplo, llevar una vida larga y saludable.

De acuerdo con Pérez, esto es mucho más que el crecimiento o la caída de los ingresos de una nación, es ampliar las opciones que tienen las personas para llevar la vida que valoran.

También significa tener acceso a los recursos que permitan a las personas vivir dignamente (busca garantizar el ambiente necesario para que puedan desarrollar sus potencialidades y así llevar una vida creativa y productiva conforme con sus necesidades) y contar con la posibilidad de participar en las decisiones que afectan a su comunidad (comparte una visión común con los derechos humanos. La meta es la libertad humana; es decir, las personas deben ser libres de realizar sus opciones y participar en las decisiones que afectan sus vidas).

Ahora es más difícil llegar…
En algunos casos hay sectores donde la población no logró satisfacer sus necesidades básicas: carecen de buenos servicios de educación o salud. Ahora es más difícil llegar con servicios básicos a esos lugares, según Jaime Pérez, investigador de la Fundación Jubileo.
2011 en 4 departamentos vivía en extrema pobreza: En Tarija, el 7.6% de la población; en Pando, el 7.9%; en Cochabamba, el 8.3%; en Santa Cruz, el 8.5%.

MÁS INFORMACIÓN
* Un informe del Banco Mundial publicado en 2015 y titulado “Los olvidados, pobreza crónica en América Latina y el Caribe” sitúa a Bolivia en el décimo puesto entre 18 naciones de la región.
* Ese estudio calcula el porcentaje de habitantes que viven en condiciones de pobreza crónica; Bolivia está por debajo del promedio regional con el 22.5% de pobladores en esta situación. El promedio regional es de 21%.
* Uno de cada cinco bolivianos vive en la pobreza crónica, esto equivale a más de dos millones de ciudadanos bolivianos en pobreza crónica en el país.
* Según el Banco Mundial, su situación se torna más precaria a medida que el auge económico —que tanto contribuyó a reducir la pobreza— comienza a menguar.
* Esta contracción probablemente elimine uno de los principales motores detrás de la fuerte contracción en la pobreza: un mejor mercado de trabajo.
* Según Jubileo, datos registrados el año 2012 mostraban una desaceleración de los niveles de reducción de la pobreza, con mayor impacto en el área urbana, donde la pobreza extrema se incrementó.
* El vicepresidente Álvaro García afirmó el año pasado que si se mantenía la tendencia de reducción de la pobreza extrema, hasta 2025 se podría bajar al 6%.