Destacadas

EVALUAN COMO POSITIVA LA REALIZACIÓN DE LA XXVI ASAMBLEA DE SACERDOTES DE BOLIVIA

Tiempos de oración común, reflexión del tema comunidad misionera, compartir las comidas, el deporte… marcaron la XXVI Asamblea de la sacerdotes calificada como positiva llegó a su final el día de ayer.

Mons. Ricardo Centellas, Presidente de Clero y Seminarios, que estuvo presente hasta el final del encuentro, dijo: “evalúo como positiva porque nos hemos encontrado como hermanos, es una ocasión para revitalizar nuestro ministerio y renovar nuestras fuerzas para seguir trabajando con nuestras comunidades de fe existente en toda Bolivia”. Mons. Centellas también manifestó que la misión que hemos recibido que es la misma misión que Dios nos da va a continuar. Además, hizo referencia a la situación de la vocaciones sacerdotales, las veo con optimismo y con mucha esperanza de que Dios seguirá proveyendo de obreros para la mies dijo el prelado. Finalmente ponderó la participación de muchos sacerdotes jóvenes y eso da esperanza de que la misión de la Iglesia continuará, a tiempo también manifestó sus augurios a la nueva mesa directiva diciéndoles que trabajen en comunión y coordinación para bien del Clero boliviano.

Por su parte P. Milton Claure Peredo, Presidente cesante de la Conferencia Boliviana del Clero Diocesano (C.B.C.D.), hizo una autoevaluación del evento organizado a su dirección, decía: “En general califico como positiva, pero también hago mención de algunos inconvenientes, sin embargo, en la parte de la logística, organización lo han manifestado como positiva y eso ratifico”. Al evaluar a la gestión que asumió hace tres años (2009) decía: “la directiva saliente hemos recibido halagos, que esto sea para Mayor Gloria de Dios”. También hizo mención lo que significó para él (P. Claure) el haber guiado al clero nacional, dijo: “estoy satisfecho por lo que he podido hacer he trabajado por el bien de la fraternidad sacerdotal”. Finalmente, P. Milton reconoció que pudieron haber desperfectos de tipo técnicos o logísticos pero como gestión en proyección hemos trabajado por la Pastoral Presbiteral que comprende la formación permanente, la espiritualidad…, esto me satisface, culminó el sacerdote cochabambino.

Mons. Carlos Stteter, Obispo de San Ignacio de Velasco, manifestó su alegría al culminar el magno encuentro, auguró buen retorno a sus lugares de origen. También manifestó su deseo: “que regresen pronto, sin prisas, con más tiempo para conocer de verdad lo que es esta tierra llena de fe porque ha sido muy rápida la visita, lamento mucho que no hayan podido conocer San Miguel, San Rafael, Santa Ana los pueblos jesuíticos que tenemos. También expresó su deseo de que los sacerdotes haya podido captar la fe, sus forma de vida, sus tradiciones y la comunión con la Iglesia que aquí es muy fuerte”. Espero que mi pueblo haya captado el sentido de Iglesia en la masiva participación de los fieles que hemos tenido el miércoles por la noche, manifestó. Sin duda, que faltó tiempo para que ellos la gente y los sacerdotes se encuentren dijo lamentando el pastor de esta inmensa diócesis del oriente boliviano.

Al culminar la asamblea el día de ayer (jueves 7 de julio) algunos de los sacerdotes participantes partieron en caravanas hacia los otros pueblos chiquitanos (San Rafael, Santa Ana, San José), mientras que otros que no tenían posibilidades de hacer ese recorrido por falta de transporte se quedaron paseando por el pueblo, muchos de ellos pasaron por la hermosa represa que se encuentra a 500 metros aproximadamente de la Plaza Principal de San Ignacio. Finalmente, los mismo después de compartir un exquisito almuerzo ofrecido por Mons. Carlos, retornaron con rumbo a la ciudad de Santa Cruz de la Sierra.