Potosí

Están a punto de esclarecer robo de joyas de La Merced

DETUVIERON A PRESUNTO LÍDER DE LA BANDA

Una mujer que conocía la ubicación del cofre fue la que entregó información a la banda de delincuentes que, tras dar el golpe, fugó a Sucre donde tiene una vivienda que habría sido allanada esta madrugada

El millonario robo de las joyas de la virgen de La Merced está a punto de esclarecerse tras la detención de dos personas que estarían involucradas en ese hecho que concitó la atención de la población potosina no sólo por el valor de las alhajas sino también por la connotación espiritual que tuvo.

Fuentes policiales confirmaron que una mujer que conocía la ubicación del cofre fue detenida en Potosí y en su declaración informativa reconoció que fue ella quien tomó contacto con los antisociales que en la madrugada del sábado ingresaron al templo y fueron directo al ansiado tesoro. Con esa información se movilizó la Policía que consiguió detener, en Sucre, a Armando Relos Laime, alias “el Loro”, quien es considerado como el líder del grupo que con todo desparpajo entró al templo y se apropió de las joyas de la virgen y plata labrada que era parte de la ornamenta que acompaña a la imagen religiosa durante las procesiones.

Los encargados de la investigación en Sucre tienen identificado un inmueble en el que podría estar parte del botín por lo que tramitaron la orden de allanamiento que tendría que haberse ejecutado a las 07:00 de hoy. Los uniformados no dejaron sin control la casa ni por un minuto con la finalidad de evitar que los objetos robados que podrían estar en el inmueble sean puestos a buen recaudo por los miembros de la banda que aún permanecen libres.

Ya estarían identificados los demás autores del delito que fue calificado como “el robo del siglo”. Desde el punto de vista religioso, pareciera que los rezos de los fieles pidiendo que se recuperen las joyas están a punto de dar resultados ya que se tiene dos detenidos e identificado el inmueble en el que estuvo la banda tras el golpe que dieron en la madrugada del martes en la Villa Imperial.