Destacadas

El Papa bendijo el Palio que usará el Arzobispo de Cochabamba, Mons. Oscar Aparicio

El papa Francisco bendijo hoy el palio que recibirán 46 arzobispos metropolitanos, entre ellos ocho latinoamericanos, de los que se destaca Mons. Oscar Aparicio Céspedes, Arzobispo de Cochabamba; durante la misa de la solemnidad de los apóstoles Pedro y Pablo. El palio, símbolo de comunión con el pontífice, es confeccionada con lana de corderos bendecidos por el papa que se coloca sobre los hombros de los nuevos arzobispos nombrados el último año.

Tradicionalmente el papa imponía el palio a los nuevos arzobispos en la fiesta de San Pedro y San Pablo, pero a partir de este año el palio sera impuesto en sus diócesis de origen por parte de un representante pontificio.

Durante la celebración en la basílica de San Pedro del Vaticano el pontífice señaló a los nuevos arzobispos que la Iglesia quiere “maestros de oración y hombres de fe” y les pidió que sean “ángeles y mensajeros de la caridad”. “Hoy no hay tanta necesidad de maestros como de testimonios valientes, que enseñen a no temer. No hay testimonio sin una vida coherente”, manifestó.

Francisco denunció que en “muchas partes del mundo, a menudo ante la mirada y el silencio de todos”, perduran las persecuciones a los cristianos y reivindicó “la valentía de los apóstoles y de la primera comunidad cristiana” para llevar adelante la obra de la evangelización “sin miedo a la muerte y al martirio”.

Los arzobispos latinoamericanos que recibirán el palio son el arzobispo Eduardo Eliseo Martín, de Rosario (Argentina); el arzobispo Oscar Omar Aparicio Céspedes, de Cochabamba (Bolivia); el arzobispo José Antonio Fernández Hurtado, de Durango (México); el arzobispo Richard Daniel Alarcón Urrutia, de Cuzco (Perú).

También el arzobispo Edmundo Ponciano Valenzuela Mellid, de Asunción (Paraguay); el arzobispo José Antônio Peruzzo, de Curitiba (Brasil); el arzobispo Freddy Antonio de Jesús Bretón Martínez, de Santiago de los Caballeros (República Dominicana); y el arzobispo Gustavo Rodríguez Vega, de Yucatán (México). Durante la celebración de la misa, Francisco señaló que el palio es “un signo que representa la oveja que el pastor lleva sobre sus hombros como Cristo”.

A la ceremonia asistió una delegación del Patriarcado Ecuménico de Constantinopla, encabezada por el metropolitano de Pérgamo, Ioannis Zizioulas. La Iglesia ortodoxa también venera a San Pedro y San Pablo como patrones de la Iglesia Universal.