Internacional

El Episcopado peruano se pronuncia sobre los casos de los obispos Miranda y Abanto

(Perú) La Conferencia Episcopal Peruana (CEP) se pronunció sobre los casos de los ex obispos Gabino Miranda Melgarejo, acusado de pedofilia, y Guillermo Abanto Guzmán, quien afronta una demanda de paternidad por la hija que concibió con una joven.

“Nos duele y reprobamos la conducta de quien fuera obispo auxiliar de Ayacucho, Gabino Miranda Melgarejo, que ha motivado la sanción de la Santa Sede con la pena máxima, que es la pérdida del estado clerical”, señala la CEP en un comunicado.

“Del mismo modo, reprobamos el comportamiento de quien fuera obispo auxiliar de Lima y obispo castrense, Guillermo Abanto Guzmán, a quien la Santa Sede le retiró el ministerio”, añade el documento, en el que se pide también que ambos “asuman su responsabilidad por el escándalo ocasionado a los fieles y se sometan a la ley civil en lo que corresponda”.

Texto del comunicado

“Los Obispos del Perú ante determinados acontecimientos que han sido noticia en las últimas semanas nos dirigimos a los fieles y a la opinión pública manifestando lo siguiente:

    1. Nos duele y reprobamos la conducta de quien fuera obispo auxiliar de Ayacucho, Gabino Miranda Melgarejo, que ha motivado la sanción de la Santa Sede con la pena máxima, que es la pérdida del estado clerical.
    2. Del mismo modo, reprobamos el comportamiento de quien fuera obispo auxiliar de Lima y obispo castrense, Guillermo Abanto Guzmán, a quien la Santa Sede le retiró el ministerio.
    3. Reiteramos el llamado hecho por el Presidente de la Conferencia Episcopal para que ambos asuman su responsabilidad por el escándalo ocasionado a los fieles y se sometan a la ley civil en lo que corresponda.
    4. Nos solidarizamos, también, con las personas agraviadas en ambos casos, a quienes expresamos nuestro respeto, cercanía y oración, compartiendo sus sufrimientos.
    5. Que estos casos lamentables no nos hagan olvidar la dedicación y el trabajo de muchos sacerdotes, religiosas, religiosos y agentes pastorales presentes en todos los lugares del país, con una atención especial a los más pobres y necesitados.

Invitamos a los fieles a rezar por la santidad de sus sacerdotes y pastores. Que el Señor de los Milagros y la Virgen Santísima, nos lleven por el camino de la conversión, la humildad y la reconciliación”.