Internacional

Confesatón en Colombia logró acercar a más de 3000 fieles al Sacramento de la Reconciliación

La confesión, o reconciliación es un sacramento de la comunidad católica, y los colombianos en su mayoría católicos, aprovecharon y se confesaron masivamente en un centro comercial.

“Yo vengo de Medellín, vine con mi hija a pasear y nos encontramos algo acá muy diferente, una alternativa distinta para acercarse a Dios”, dijo una mujer luego de su confesión.

Otra de las mujeres que esperaron en una banca al lado de la zona de comidas de un centro comercial de la capital, dijo al final del sacramento que “es muy importante, porque hay personas que no pueden asistir a la iglesia entre semana, entonces, como se dice, nos da otra oportunidad para que podamos confesarnos”.

Un grupo de sacerdotes de todo el país llegó a Bogotá para un encuentro de las distintas diósesis, pero 70 de ellos aprovecharon para realizar la ‘confesatón’.

La jornada se dividió en 4 sesiones, cada una de las cuales los sacerdotes estimaron haber reconciliado a 12 personas en promedio, por lo que la cifra total de confesiones estaría cercana a las 3.360.

El padre Hernán Báez, párroco del barrio Salitre Oriental, donde se ubicó la masiva jornada de reconciliación, aseguró que hacen caso de los nuevos mandatos del papa Francisco sobre la evangelización.

“La novedad es la que el papa nos está enseñando, salir incluso del templo… esta es la realidad de la sociedad, es la gente cada uno trae una historia, unas heridas, basta con mirar sus rostros para darse cuenta de sus miedos, sus tristezas, también sus alegrías y sus familias”, dijo el sacerdote.

No importaron ni el ruido, ni el olor de la comida, lo más importante para los feligreses fue lograr la reconciliación.