Santa Cruz

Cardenal Julio vuelve a celebrar la eucaristía dominical

Aunque predicó la homilía sentado, lo hizo con la particular elocuencia y potencia de voz a la que nos tiene acostumbrados. En su mensaje pidió corresponsabilidad para poner fin a las muertes en las carreteras del país, pidió que no se manipulen los resultados del censo nacional y llamó a la solidaridad con los que sufren en tiempos de carnaval.

El Cardenal no presidía la eucaristía dominical desde que fue operado el pasado 17 de noviembre, por este motivo su presencia fue motivo de emoción  en los fieles presentes que le recibieron con aplausos y vítores. Durante este tiempo si ha presidido las Ordenaciones Sacerdotales y estuvo presente en la visita de la Virgen de Cotoca a la Catedral, además de presidir recientemente la Ordenación Episcopal de Mons. René Leigue.

El Cardenal se mostró bastante preocupado por los reiterados accidentes de tránsito que en 8 días ya han cobrado 80 muertos y 170 heridos. En ese sentido hizo un llamado enfático a la conciencia de los conductores, las autoridades  y de todos los responsables para dejar de echarse las culpa los unos contra los otros y actuar en corresponsabilidad: “No basta escuchar: estuve borracho, me fallaron los frenos. Cosas que venimos escuchando desde hace tiempo, pero también venimos escuchando: ¿dónde están los responsables?, ¿dónde están las autoridades? Y nos pasamos la responsabilidad los unos contra los otros y nunca nos ponemos de frente para decir:

“La carretera señores no es una pista para correr, es un espacio para llevar al pueblo y trasladarlo de un lado para otro. No podemos hacer de nuestras carreteras, que son va bastante insignificantes, centros donde cada uno quiere mostrar que es el mejor piloto que existe en la región o en el país” indicó.

Así mismo se refirió a los resultados del censo de los que espera “optimismo y hermandad alejando para siempre cualquier indicio de desconfianza” en este sentido volvió a repetir “Ojalá que los resultados no sean manipulados”. El pedido del Cardenal “es un llamado a que poniendo nuestra mano en el corazón prime no tanto mi interés personal o de grupo sino el interés de esta Patria que necesita de una vez por todas que todos se levanten para construirla…”

A tiempo de pedir unidad  entre todos los Bolivianos pues el Señor ha dicho ”Yo he muerto y he resucitado para que reine la vida no la muerte, para que haya justicia no peleas, para que  vivan como hermanos y no como enemigos”

Aludiendo a las fiestas de carnaval, el Cardenal Terrazas dijo que “En estos tiempos cuando se derrochan alegrías, según dicen, canciones y danzas, nos corresponde mirar al que no puede alegarse, a aquel que no puede danzar, a aquel que no puede disfrazarse, aquel que no puede gozar de bailes… y quizás un sentimiento puede brotar en nuestros corazones ¿Qué hacer para ayudar al otro?” y agregó que “Estamos invitados a alegrarnos cuando se alegran algunos y entristecernos cuando se entristecen otros, estamos llamados a ser solidarios” finalizó.

Durante la  celebración el Cardenal recibió como donación para la Catedral, de manos de un sacerdote mexicano, un cuadro de la Virgen de Guadalupe, replica  del que se exhibe en el Santuario de la Patrona de América.