Destacadas Internacional

Chile. Arzobispado de Santiago acoge a 950 migrantes bolivianos sin hogar

Arzobispado de Santiago acoge a 950 migrantes bolivianos en situación de calle

La medida fue anunciada este martes 28 de abril, como una forma de ofrecer apoyo solidario a los migrantes bolivianos que se encontraban en situación de calle, frente al Consulado de Bolivia, con el impedimento de regresar a su país por la crisis sanitaria del Covid-19.

Inicialmente se habló de 600, pero al llegar la noche la cifra se incrementó a más de 950. Los ciudadanos bolivianos fueron trasladados hasta la parroquia Nuestra Señora dePompeya, también conocida como parroquia Latinoamericana, ubicada enProvidencia, a la casa de retiro Sagrada Familia, ubicada en lacomuna de La Cisterna y a la parroquia Santa Cruz.

Al respecto, el Obispo Auxiliar de Santiago, Cristián Roncagliolo expresó: “Nosotros pusimos tres espacios a disposición de esta delicada situación sanitaria, de tal forma de ayudar en la emergencia que se ha producido frente al Consulado de Bolivia. Es una solución que encontramos hoy en la mañana y también las municipalidades y otras autoridades de Gobierno están aportando caminos para esto. Por el momento es una solución para que se puedan hospedar en un espacio más digno que la calle“.

Además, agregó que se les brindarán los elementos necesarios para prevenir contagios por Covid-19: “Mascarillas, alcohol gel, de tal forma de ayudarlos en todo lo que sea prevención, pero también la alimentación básica hoy y mañana, y por supuesto estamos viendo el tener los suficientes colchones para acoger a todas estas personas con dignidad. Se están tomando todas las medidas sanitarias, distancia social, mascarilla, no tener contacto físico, espacios amplios, haremos todo lo que se requiera”.

“Es nuestra tarea evangélica acoger al forastero. Pero sabemos que no es suficiente. Que son muchos más los que aun necesitan vivir la cuarentena para después regresar a su país. Animamos a otros actores sociales a ser acogedores con los hermanos bolivianos” expresó el Obispo Auxiliar de Santiago.

Marina Ramírez, ciudadana boliviana de la ciudad de Cochabamba, quien estaba en las afueras del consulado y que además se encuentra cesante a raíz del Covid-19, expresó: “Yo necesito irme a Bolivia, tengo a mis hijas allá y un bebé, nosotros venimos solamente a trabajar para mantener a nuestras familias. En Chile hay muy buenas personas, muy rápido dan trabajo al boliviano. Todos estos días de Semana Santa he estado orando. Yo tengo mucha fe, soy muy católica y solo he pedido que nos estén enfermos”.

Luis Flores, quien se encuentra en la misma situación dijo:

“Estoy muy agradecido con la Iglesia que nos va a acoger.

Como ve no tenemos donde llegar y tenemos que esperar, no sabemos cuándo vamos a llegar a nuestro país porque somos varios, la mayoría son puras familias. Solo nos queda esperar y dar las gracias a la Iglesia”.

fuente: Arzobispado de Santiago de Chile