Análisis

Claudio Callizaya: “No me arrepiento de esta decisión…”

Claudio Callizaya Nina

Compartimos desde el Seminario San Cristóbal de Sucre, un nuevo testimonio vocacional. Esta vez es CLAUDIO, seminarista propedéutico, quien nos envía su linda colaboración…

Esperamos que les guste.

No me arrepiento de esta decisión…

Mi nombre es Claudio Callizaya Nina. Vengo de la Parroquia “Santiago de Calamarca”. Represento a la Prelatura de Corocoro. Nací el 29 de octubre de 2001 en la Provincia Aroma del departamento de La Paz. Tengo una familia muy unida: mi Padre, mi Madre y mis dos hermanos.

Soy una persona que valora todo. Me gusta compartir con mi familia y con los amigos. Me gusta tratar y participar con una persona en la forma de como él me trate y colabore conmigo.

Actualmente estoy en el Seminario Conciliar “San Cristóbal”, de la ciudad de Sucre, donde estoy cursando el año propedéutico.

Desde mi niñez he vivido en el área rural pastoreando ovejas. Sufrí mucho ya que mis padres no contaban con suficiente economía, hasta que llegué a la edad de 12 años y mi familia decidió migrar a la ciudad de Cochabamba para buscar una mejor vida. Luego posteriormente nos trasladamos a la ciudad de El Alto.

En mi niñez, y también en mi juventud, no conocí nunca a Dios. De repente, a la edad de 17 años, surgió la idea de mis padres que decidieron mandarme a la Parroquia “Santa Clara de Asís”, de la ciudad de El Alto, para hacer el Sacramento de la Confirmación. Me llamó mucho la atención la iglesia al inicio de mi formación. De repente sentí el llamado del Señor. En los primeros momentos no tuve la certeza de seguir al Señor, pero a mis 18 años se enriqueció ese llamado en la Parroquia donde ayudaba, “Santiago de Calamarca”, al ver cómo el párroco trataba a las personas y cómo convivía con la comunidad. A partir de esa buena experiencia, me dije: “Si él convive tan bonito con la comunidad parroquial, ¿por qué yo no?”

Fue entonces cuando me formé muchísimo para discernir mi vocación. Decidí asistir a muchos encuentros vocacionales en los que tuve la oportunidad de conocer más profundamente a Dios.

A inicios del año 2019 ya tenía la certeza completa de entrar al Seminario. Le comenté a mi párroco que quería seguir al Señor. Doy gracias a Dios por elegirme para ser otro discípulo suyo. No me arrepiento de esta decisión, ya que seguir al Señor vale la pena.

Animo a los jóvenes que sienten el llamado del Señor. Les digo: “No tengan miedo, porque quien les está llamando no es el Papa, tampoco es el obispo, menos el presbítero. Quien les está llamando es JESÚS, que les está mirando con mucho cariño y les muestra la necesidad de su pueblo”.

Ahora estoy en el Seminario cursando el año Propedéutico. Tengo el objetivo de conocer a Dios y enamorarme más profundamente de Él”.

(Claudio Callizaya Nina – Seminarista del Curso Inicial o Propedéutico)

[Imagen destacadaCatólica TV]

[Imagen en textoradiovocescristianas.blogspot.com]