Tarija

Beto Cuiza, el joven que trabaja para que la música católica tarijeña surja en el mundo

Beto Cuiza el joven tarijeño que se ha abierto espacio departamental, nacional e internacional gracias a las melodías católicas que el mismo compone, ha dejado el folclore que lo ha formado con el tiempo para dedicarse a la música espiritual que llena su alma.

Roberto Alejandro Cuiza Rodriguez un joven tarijeño de 21 años cuya familia procede de la linda tierra de Entre Ríos se ha desarrollado en la música desde niño, a pesar de nunca querer cantar en público se animó a participar, a los 12 años, en el reconocido concurso de canto Nilo Soruco donde fue ganador consecutivo durante 2 años seguidos.

Este fue el principal impulso que ha hecho que el artista empiece a cantar en público como en el colegio, y demás eventos ya que de a poco empezó a abrirse campo en la rama de la música folclórica.

El folclore argentino como las zambas y las chacareras son su principal inspiración y pasión, ya que según el artista, tienen una chispa que gana corazones hasta en Tarija, los grandes exponentes que sigue son la afamada cantante Mercedes Sosa, Horacio Guarani, Jorge Cafrune.

Beto ya empezó su trayectoria cantando en diferentes lugares pero ha tropezado con la falta de acompañamiento, su abuela que con tanto afecto recuerda aprovechó la llegada de un amigo, el mismo Tulio Méndez, desde Santa Cruz quien le ha enseñado a tocar guitarra en menos de dos meses, siendo este un don adquirido.

Mientras pasaba el tiempo, Beto descubrió un público al que no todos los artistas acuden, las iglesias, encontró una música que lo llenaba espiritualmente y empezó a tocar en las misas y gradualmente adquiriendo nuevos conocimientos, ahí es donde aprende a tocar el bajo.

Alma Sureña ha sido el último grupo en el que fue parte, ya que luego de este Beto dejó el folclore para dedicar sus esfuerzos netamente a la música católica con el que ahora actualmente tiene un disco grabado en un estudio profesional.

Siendo este material el segundo disco grabado de música católica en Tarija y a nivel nacional ocupa el número 6 en la larga lista de los exponentes católicos. Beto no ha pasado desapercibido a nivel nacional ya que en el ranking nacional ‘Catoliqueando’ ocupa los primeros puestos a las canciones más escuchadas.

“En Salta también se ha hecho un programa donde promocionan canciones católicas y mis canciones también ocupaban los primeros puestos y eso me llevo a poder grabar una canción más y de apoco vamos avanzando”.

Como algo peculiar en su trayectoria, a diferencia de otros artistas pues en la familia de Beto no hay cantantes, ni en la de su mamá como la de su papá dejando que el joven en cada reunión familiar tenga que cantar las canciones que le piden con entusiasmo sus familiares.

“Me enorgullece ser el cantante de la familia”.

A futuro Beto se ha trazado ser uno de los cantantes/compositores católicos más reconocidos a nivel Latinoamérica y junto a su grupo de oración que pertenece a la Renovación Carismática también quieren dedicar su tiempo a formar a los jóvenes que quieren fortalecer sus conocimientos musicales y pertenecer al gran mundo de la música católica, con una escuela de formación.

“La música en Tarija es primordial, aquí no puede no haber música en un evento”.

Con respecto a la tecnología, Beto ha indicado que es un factor positivo para poder llegar y abarcar mayor público pero el lado negativo es que se ha invadido tanto la privacidad del músico que se hace muy complicado vender la música.

La música católica pues en Tarija no es una costumbre, ha dicho el artista, pero espera que con el tiempo todas las personas puedan degustar todos los géneros musicales.