Cochabamba

ARZOBISPO DE COCHABAMBA EXPLICA EL ROL DE LOS PADRES EN LA FAMILIA

Durante su homilía pronunciada el pasado domingo, el Arzobispo de Cochabamba, Mons. Tito Solari, enfatizó en los roles que deben tener el padre y la madre dentro de una familia “San Pablo se dirige a los padres de familia, al hombre, si tu eres la cabeza de la Iglesia, como Cristo es cabeza de la iglesia tú eres cabeza del hogar, la mujer tiene que participar de esta unidad y unirse a su esposo y ser sumisa a su esposo, así dice San Pablo”, dijo el Prelado refiriéndose al rol del Padre de familia.

“En estos tiempos no hablamos de sumisión, será que los hombre levantan la cabeza, y dicen por fin dice el padre que quien manda en la casa soy yo, quién mandará en la casa; en mi casa seguramente mandó siempre mi mamá, no mandó con la fuerza, mandaba de otra manera, pero yo quiero explicar un poco esto, para que se sobre entienda lo que dice San Pablo, escáchenme. Cuando San Pablo dice que Cristo es la cabeza de la Iglesia, nos dice que el  primero tiene que ser el servidor, el que manda tiene que servir y el primero, tiene que ser el último. Dice más Jesús, yo no he venido a ser servido sino he venido a que me sirvan a mí, entonces el padre de familia tiene que dar en esta concepción de la autoridad”, explicó.

“Yo soy el señor, el Maestro dice Jesús, y ustedes dicen bien, si yo que soy el Señor y el Maestro y les he lavado los pies a ustedes , es señal que también ustedes se laven los pies los unos a los otros, así que un padre de familia que es el Señor de la casa, la cabeza de la casa, es también como al ejemplo de Jesús, el que tiene que lavar sus pies, primero a su esposa y de repente a sus hijos, es decir el tiene que tener autoridad con su servicio, no con el mando, con el gritar, con levantar la voz, no es ese el mando que el señor tiene en el mundo, no es ese el mando que el Señor tiene en la Iglesia, es una autoridad diferente, verdad, entonces si el padre de familia es la cabeza de la Iglesia, tiene que hacerlo al estilo de Jesús y si la esposa se somete al esposo, tendrá que sentirse amada por el esposo y no sentir que sometiéndose al esposo se vuelve una esclava, no es ninguna esclava, la esposa es la que comparte el corazón del esposo y vive en comunión, en Cristo dice San Pablo”, puntualizó durante su homilía.