Cochabamba Destacadas

Andrea Mariel Arze: Ser religiosa en estos tiempos

Andrea Mariel Arze

Las Hermanas Doroteas están presentes en la zona de tránsito de Cochabamba y una de sus miembros dio un paso más en su consagración. Conversamos con Andrea Mariel sobre su experiencia vocacional:

 

Andrea Mariel Arze Guillen es una joven de 28 años que nació en Cochabamba, estudió en el colegio particular Italo Boliviano, como buena cochabambina su plato favorito es el “laping”, ama el color amarillo, admira el arte, practica diseño gráfico y el 7 de enero de 2023, después de varios años de formación le tocó realizar su profesión religiosa temporal dentro la comunidad de las Hermanas Doroteas de la ciudad de Cochabamba.

 

SER RELIGIOSA EN ESTOS TIEMPOS

Andrea es como esas pocas jóvenes de ciudad que puede encontrarse hoy en día dentro las casas de formación religiosa. Al respecto ella considera que “Cada generación tiene una historia y un contexto diferente, más si uno viene del campo o la ciudad, es necesario abrirse al acompañamiento interior personalizado, adecuar el camino y formación vocacional a las nuevas realidades.

 

A sus 15 años sintió algo dentro de su corazón al integrarse a la Pastoral de su colegio y realizar acompañamiento a los niños y niñas del Cementerio general de Cochabamba.  “Me di cuenta que el servicio a los demás me regalaba una alegría y plenitud pocas veces experimentada”. Fue en ese tiempo donde comenzó a cuestionarse sobre el estilo de vida que iba a tener en adelante y su opción fue por los más necesitados.

 

Considera que en su camino vocacional ha sido fundamental, ver a Jesús porque en realidad lo más difícil de la vida religiosa es ponerlo a él de centro. Mirar la vida con otros ojos, con más resilencia que nos recuerden que siempre debemos ver el don de Gracia de nuestros hermanos, sin perder la esperanza, aún en el silencio o la incomprensión.

 

Al ser el colegio Italo Boliviano su lugar de estudio y espacio de despertar vocacional fue la capilla de la institución donde tuvo lugar su Primera Profesión Religiosa. La ceremonia fue presidida por el P. Osvaldo Chirveches SJ y contó con la presencia de sus familiares, profesores, amigos y sus hermanas de comunidad.

 

¿QUÉ CONSIDERAS QUE HAY QUE TRABAJAR EN LAS CONGREGACIONES PARA TENER MAYORES VOCACIONES?

Hay que trabajar la apertura a las nuevas generaciones, darnos cuenta que los jóvenes preguntamos con el afán de entender y comprender por donde caminar, no lo hacemos ni por rechazo, ni asegurar el camino o falta de confianza. Hoy en día la digitalización y la presencia evangelizadora en redes sociales es un espacio donde hay que trabajar ya que allí están los jóvenes buscando su identidad.

 

Es importante repensar una animación vocacional más cercana y contextualizada, ya no separar ambientes, asumirla en la vida diaria, con quienes el Señor nos regala. A veces queremos buscar fuera y hay tantos jóvenes cerca nuestra. Hacer animación vocacional debería estar basado en cuidar la vida y mostrarle al joven que es capaz de sostenerla para ofrecerla al Señor. La vocación la regala Dios a su tiempo y eso es importante tenerlo en cuenta.

 

Otro punto fundamental es tener ojo clínico, es decir cuidar, así el amor se protege, cuidándolo, siendo cercano y apoyando al jóven en la escucha y ampliación de un contexto que debe ser más profundo para que desde esa profundidad encuentre que le quiere decir Dios.

 

AMOROSA GUÍA EN EL CAMINO VOCACIONAL

Puedo mencionar a la Hermanas Gloria Jiménez y Silvia Sabatti quienes fueron mis maestras de formación inicial quienes creyeron en mí y me enseñaron a valorar el don de vida que tantas veces a mi sola me es difícil valorar. El P. Osvaldo Chirveches SJ, me ayudó a comprender que Dios trabaja y es fiel. Los Hermanos del Evangelio siempre me han hecho sentir en casa y acompañada con su amistad y cariño. De manera especial agradezco a la Hna. María de Liberali quién fue mi testimonio de entrega y servicio. Y es imposible no mencionar a mis papás y hermano porque son ellos quienes me educaron en el amor y me regalan tantos valores.

 

¿QUIENES SON LAS HERMANAS DOROTEAS?

En 1838 el Beato Lucas Passi funda expresamente el Instituto de las Hermanas Maestras de Santa Dorotea de Venecia, que tiene como fin la conservación y la promoción de la obra laical compuesta principalmente por mujeres. Para el apoyo a los hombres fundaría mas adelante la Piadosa obra de San Rafael.

 

Las Hermanas Doroteas son una comunidad religiosa cuyo carisma es el ejercicio de la Corrección Evangélica Fraterna, en relación a los jóvenes para colaborar en la construcción de la comunidad eclesial, mediante la sistemática participación de laicos que en virtud de su vida en el mundo, oportunamente preparados, pueden llegar a más personas y a los más pequeños. En Latinoamérica están presentes en Brasil, Colombia y Bolivia.

 

PUESTOS LOS OJOS EN JESÚS

La Hermana Andrea Mariel es hija de Oscar Edwin Arze, María Marleni Guillen y hermana mayor de Fabio Arze. Sueña con vivir intensamente cada nuevo día y la frase del P. Lucas Passi: “Arder para Encender” es la que guía y guiará sus pasos en esta su nueva forma de vida.