Beni Destacadas

49 años de sacerdote en Bolivia! Julio María Elías, Obispo de Trinidad celebró sus bodas de oro sacerdotales arropado por los trinitarios

ESTE JUEVES EL MONSEÑOR JULIO MARIA ELIAS MONTOYA, CUMPLIÓ 50 AÑOS DE VIDA DE ORDENACIÓN SACERDOTAL, BODAS DE ORO, PARA ELLO SE REALIZÓ UNA SOLEMNE EUCARISTIA EN LA IGLESIA CATEDRAL, CABE SEÑALAR, QUE EL MONSEÑOR ELIAS LLEVA 49 AÑOS TRABAJANDO COMO SACERDOTE EN BOLIVIA Y DE ELLOS, 45 AÑOS EN TRINIDAD-BENI. SE SIENTE UN TRINITARIO MÁS INDICÓ.

Este jueves 19 de julio, el Monseñor Julio María Elías Montoya cumplió sus Bodas de Oro de ordenación sacerdotal, de los cuales 49 años los ha cumplido en Bolivia, la mayor parte de estos años en el departamento del Beni, sobre todo en su capital Trinidad.

El Monseñor Julio María Elías tiene 73 años, fue ordenado como sacerdote desde los 23 años, era la ordenación con 24 años, sin embargo por la realidad que había terminado los estudios y toda la formación con 23 años, pidió la autorización al Obispo, para que uno fuera ordenado y como no, el Obispo dio la autorización y me ordenaron con 23 años. Y desde los 24 años en Bolivia.

Para esta celebración, se celebró una solemne Eucaristía en la Iglesia Catedral en horas de la noche, a la cual asistieron sacerdotes de todas las parroquias, el pueblo trinitario y sobre todo, amigos del Monseñor Elías, del cual es parte del Vicariato Apostólico del Beni.

El Monseñor Julio María Elías Montoya se consagró sacerdote el 14 de julio de 1.968, en el santuario de nuestra Señora de Deranzasu en la provincia Licuscua-España, donde fue ordenado sacerdote, “el ser sacerdote es precisamente para que viviendo esa realidad de elección que Jesús ha tenido, y que está dentro de esa realidad para vivir lo que llamamos una profesión, para vivir un auténtico servicio a la comunidad cristiana, hacer que todos los bautizados, vivan también esa dimensión sacerdotal que tienen por el bautismo, que es ser una persona sagrada, la dimensión profética que hace posible que los bautizados por medio de su palabra y por medio de su vida, den testimonio de que Dios está en medio de la familia, de la sociedad, allá donde les toca vivir y sean también Reyes o Pastores y que pongan toda su vida al servicio”, expresó el Monseñor Elías.

Consideró importante tener en cuenta, que el Sacerdote recibe lo que se llama el Ministerio Sacerdotal, para que todo el pueblo de Dios, todos los bautizados, unidos a Jesucristo, sacerdote, profeta y Rey, vivan la dimensión de sacerdote, la dimensión de profeta o la dimensión real o pastoral.

No se arrepiente

Mons. Elias festejando sus bodas de oro sacedotales

El Monseñor Julio María Elías Montoya, no se arrepiente de ser sacerdote, “unas de las cosas que tengo bien claro, es que yo no he escogido esto, sino ha sido el Señor el que me ha escogido” señaló.

Consideró importante el evangelio que se enseñó en su celebración con motivo de los 50 años de su sacerdocio, eso que dijo Jesús a los apóstoles “ustedes no me han elegido a mí, sino que yo soy el que los he elegido a ustedes y los he destinado, para que tengan vida en abundancia y den esa vida a los demás” y también esas palabras de Jesús que están en ese mismo momento, de decir “ustedes los llamo amigos, no empleados, porque el empleado no sabe lo que hace su patrón, yo sin embargo los llamo amigos, porque les he dado a conocer lo que el padre me ha comunicado”.
Consideró importante lo que dice Jesucristo, porque el sacerdote no tiene que dar lo que le parece a él, tiene que dar lo que Jesús ha hecho para todos.

49 años de sacerdocio en Bolivia

De los 50 años de sacerdocio del Monseñor Julio María Elías que cumplió este 19 de julio, en Bolivia ha cumplido 49 años, solamente que los primeros años de 1969 a 1973, estuvo cumpliendo sacerdocio en el santuario de nuestra Señora de Copacabana-La Paz, y a partir del año 1974 fue destinado al Vicariato Apostólico del Beni hasta hoy.
“Estoy desde el año 74 aquí (Trinidad) haciéndome beniano con los benianos, y me ha tocado el estar sirviendo de una manera particular en Trinidad; porque podrían haberme destinado dentro del Beni a Magdalena u otro lugar del Beni, pero me tuvieron aquí (Trinidad)”, expresó.
Dijo, que se siente un beniano más, porque el Señor lo ha puesto aquí, “pero siempre van a decir: no habla como nosotros; pero también les suelo decir, yo voy a España y me acuerdo que en mis primeras vacaciones después de haber estado en Bolivia, los sobrinos me decían: que raro habla el tío; entonces, ni somos de allá, ni somos de acá; pero ciertamente el corazón es ciertamente beniano y trinitario”, manifestó

 

Texto: Andrés Ignacio Titiboco Paz

Monseñor Elías en medio de una procesión con la linda gente de Trinidad