Potosí

Una hermana carmelita ayer tomó votos perpetuos

En el templo de Santa Teresa se realizó ayer el solemne acto de promesas perpetuas de la hermana carmelita Silvia del Corazón de Jesús.
Los ritos ceremoniales fueron celebrados por el Obispo de la Diócesis de Potosí, Monseñor Ricardo Centellas, acompañados de sacerdotes de varias parroquias, agrupaciones católicas y seglares.

La hermana Silvia tiene 33 años de edad, estuvo acompañada de sus padres y hermanos y firmó el documento que le reconoce como miembro de la comunidad Carmelitas.

Monseñor Centellas felicitó la decisión e inquietud de Silvia de ratificar su compromiso de integrarse a la vida religiosa al declarar los votos perpetuos.

Dijo que el abrazar el ministerio es signo que dan cuenta que Dios está entre nosotros y que permite que la Iglesia sea una comunidad madura y completa con la inclusión de más agentes pastorales.

Pidió que Silvia asuma sin desanimarse el carisma de oración de las carmelitas pidiendo por la vida del mundo, la solidaridad y la fraternidad, reconociendo que la decisión de ser religiosa es de valientes.

Silvia respondió el interrogatorio, hizo la profesión de la promesas y dio lectura a la fórmula de compromiso de vivir fielmente en castidad, pobreza y obediencia, seguir las reglas y la consigna de la caridad.

2

Son las insignias que recibió Silvia, el velo negro de consagración y fidelidad a Dios y el crucifijo de indentificación.