Santa Cruz

Traspaso de hospital está sin definir

A 48 horas del cabildo que decidió que las autoridades gestionen la transferencia definitiva y gratuita del hospital católico para que lo administre el municipio, surgen dudas.  No hay acuerdos para cumplir la acción popular o el preacuerdo en usufructo por tres años pactado el viernes en el Arzobispado de Santa Cruz, con la mediación de la Conferencia Episcopal Boliviana  (CEB), para que el nosomio no cierre el 30 de este mes.

Monseñor Carlos Stetter dijo: “Yo no puedo transferir gratuitamente al pueblo el hospital, porque es un patrimonio de la Iglesia. Son 48 años de posesión pacífica del hospital. Hace pocos años se consolidó esta posesión en Derechos Reales y tiene que ser respetada”.

En la Alcaldía, hubo opiniones divididas y fricciones entre autoridades locales y el obispo Carlos Stteter. El alcalde Erwin Méndez sostuvo que la reunión con el presidente de la CEB monseñor Aparicio fue positiva para un acuerdo de cooperación interinstitucional como propuesta en borrador. A la vez, que se trabaje en enriquecer la infraestructura del nosocomio y se fusionen los dos centros de salud en un solo hospital municipal público que sea cedido en usufructo por tres años al municipio. También se incluye que el personal con muchos años de servicio en  Santa Isabel sea recontratado. El alcalde indicó que una vez elaborado el convenio será enviado al Concejo para que tomen una decisión, a fin de que desde el 1 de diciembre esté en manos del municipio.

La titular del Concejo, Silvia Castedo, aseguró que mantendrá su posición acatando el mandato del cabildo que dio potestad al organismo para que rechace la administración en usufructo. Señaló que el obispo debe atender y entender el sentimiento de la gente y no ser insensible con los pobres, puesto que el hospital se construyó con ayuda local y extranjera.

El subgobernador de la provincia Velasco, Carlos Mario Aguirre, dijo que están trabajando para buscar una solución. “Monseñor Stetter tiene el derecho de vender su hospital porque es de la Iglesia. Él no está cobrando un solo centavo, con todo el equipamiento para que el municipio lo administre en usufructo”.

La concejala Yenny Wunder señaló que el tema es motivo de análisis y que se inclinará por lo que mande la ley. Para el edil Lorgio Áñez, el preacuerdo con la Iglesia católica fue lo mejor. La concejala Olga Torrico dijo que se debe buscar la mejor solución al tema del hospital.  

Stetter

El obispo Stteter se refirió al cabildo y aseguró que fue un linchamiento público contra su autoridad, orquestado por algunas personas extrañas.

“Después de estar ‘quemado’ por los insultos, escarnios, agravios y enterrado vivo, debería estar más muerto que vivo, pero aquí estoy”, sostuvo. “Todos los abogados van a reconocer que este es un bien de la Iglesia. En 48 años de servicio del hospital hemos cumplido más de lo que se puede esperar, con grandes sacrificios y dolores para servir al pueblo”, apuntó Stetter