Análisis

Somos líderes de nuestra propia vida

¿Trabajar o estudiar?, ¿qué habilidades y talentos poseo?, ¿cuál es el propósito de mi vida? Son preguntas recurrentes en adolescentes que se cuestionan sobre su porvenir en la última etapa de Colegio; y son estas preguntas, precisamente, que se reflexionan en el Taller “Somos líderes de nuestra propia vida” para analizar sobre el proyecto de vida personal, que lleva adelante el Centro de Promoción del Laicado “Ricardo Bacherer” CEPROLAI.

Estudiantes de secundaria de la Unidad Educativa “Enrique Lindemann” en la ciudad de La Paz, mostraron entusiasmo y gran interés durante el mencionado taller dirigido por el Coordinador del área Infanto-Juvenil de CEPROLAI, Williams Choque, durante el mes de agosto de 2018. Este espacio les permitió reflexionar sobre temas como: familia y vocación además, de la práctica de valores como los vivían nuestros mayores y como lo hacen los jóvenes de hoy.

Ser una persona sabia y exitosa en mi profesión, líder e independiente; un gran ejemplo para mi familia y para la sociedad. Ser admirada por la sociedad que preste sus servicios con calidad y capacidad; formar mi propio hogar ser feliz con mi pareja y mis hijos y mejorar la calidad de mi vida y la de mi país. Son algunas de las respuestas de estudiantes de secundaria con los que se desarrolló el mencionado taller.

A través de encuentros, retiros, convivencias, talleres y seminarios se motiva a este sector a descubrir sus habilidades, talentos y potencialidades; además de fortalecer su fe y autoestima para un futuro servicio a la sociedad, precisó Choque.

CEPROLAI tiene un alto compromiso social y evangelizador, es por eso que promueve espacios de formación para niños, adolescentes jóvenes y adultos en distintas áreas. Este centro se encuentra ubicado en la calle 9 de Obrajes N°340 en la ciudad de La Paz. La línea telefónica habilitada para realizar cualquier consulta es 2783082.

Sin lugar a duda, el Papa Francisco es un gran motivador de la juventud el exhorta a vivir esta etapa de la vida con entusiasmo y alegría sus palabras inspiran y fortalecen: “Y eso es lo que necesitamos de los jóvenes hoy: jóvenes con esperanza y jóvenes con fortaleza. No queremos jóvenes debiluchos, jóvenes que están “ahí no más”, ni sí ni no, no queremos jóvenes que se cansen rápido y que vivan cansados, con cara de aburridos. Queremos jóvenes fuertes, queremos jóvenes con esperanza y con fortaleza, ¿por qué? Porque conocen a Jesús, porque conocen a Dios, porque tienen un corazón libre”.