Cochabamba

Se celebró una eucaristía para dar gracias por el servicio de las Madres Sustitutas en Cochabamba

Mons. Oscar Aparicio, Arzobispo de Cochabamba celebró la mañana del lunes 25 de mayo, una eucaristía para dar gracias por el servicio de tantas madres sustitutas que entregan su vida y cariño a niños de los hogares de la pastoral de Promoción Humana.

Participaron de la Eucaristía alrededor de 250 madres sustitutas, junto a representantes del SEDEGES, la Alcaldía y de la pastoral de Promoción Humana de la Arquidiócesis.

Pensando a la palabra Mamá nuestra boca se llena porque la palabra misma nos dice que tenemos en nuestra vida la presencia de un ángel y son hermosas las alegrías que recibimos.

Monseñor Oscar retomando el relato de la primera lectura (Ex. 2.5-7;) de Moisés salvado de las aguas ha subrayado que la verdadera madre viene a ser la “sustituta” para Moisés porque se hace nodriza del hijo. Nos muestra la realidad de una mamá en preocuparse de amamantar al hijo.

Moisés ayuda a Dios a liberar el pueblo. En la historia de Moisés la hija del faraón y la nodriza se hace “una” dedicada las dos al servicio; es una obra de Dios dentro lo que Él permite en su plan. En sus servicios, queridas hermanas mías, hay algo de fundamental que va más allá de la profesionalidad: es el plan de Dios.

“El Evangelio nos presenta el relato de Juan a los pies de la cruz con María. María, mamá y Juan, hijo. Jesús entrega su madre .. .Allí tienes a tu hijo. Sentimientos de filiación, amabilidad de Dios se manifiestan en María. Como Moisés necesitaba una madre, así los niños/as que ustedes conocen con su nombre necesitan esta filiación que viene de Dios.”

Los niños/as son nuestro objetivo de nuestro servicio. Recuerdo la Catedral llena de niños y niñas por el día del niños y hoy me hubiera gustado que fueran presente si también con un poco de bulla!

Dios las bendiga abundantemente. Los hijos son bendiciones de Dios como nos recuerda el salmo: “don del Señor son los hijos” y son de proteger, guiar, amamantar, consolar. Amen