Pando

Salesianos analizan la apertura de una casa religiosa en el departamento de Pando

El Inspector de los salesianos en Bolivia P. Javier Ortiz visitó la ciudad de Cobija (Pando), en el mes de enero, junto con el P. Pedro Nishizawa. Fueron recibidos por Mons. Eugenio Cotter, obispo del Vicariato de Pando, quien quedó muy agradecido por haber acogido su solicitud de abrir una presencia religiosa en esta jurisdicción eclesiástica.

Para conocer mejor la realidad del lugar ambos salesianos sostuvieron entrevistas con algunas autoridades del lugar: “Fueron días llenos de actividades que sirvieron para tener una visión más amplia y objetiva de la realidad de Cobija”, comentó P. Javier.

La realidad de esta pequeña ciudad es desafiante en el ámbito educativo puesto que solo hay cuatro colegios particulares, entre los cuales está el Instituto Americano; la economía es muy escasa por la presencia de pocas empresas productivas, la base de la economía está basada en la recolección de la castaña y muy condicionada a la economía de Brasil por ser una zona franca. La geografía no permite hacer cultivos a gran escala y en el tema de la ganadería el pasto es muy pobre en sales lo cual dificulta la producción ganadera y lechera. Al ser una zona franca, el comercio informal limita la producción local.

En cuanto al ámbito educativo debe trabajarse en la Pastoral Familiar así como en la Pastoral Universitaria. Existe una universidad que tiene en promedio 6.000 estudiantes entre brasileños y bolivianos, muchos de ellos de comunidades originarias.

Los primeros días de marzo, los salesianos misioneros a la cabeza del P. Pedro Nishizawa comenzarán el estudio de las necesidades pastorales de la región: “Dependiendo del análisis de la realidad y necesidades que indiquen los hermanos misioneros y si todo marcha bien, el 2021, estaría estableciéndose la primera comunidad salesiana en Cobija”, afirmó el padre Inspector.