Análisis

Rincón Vocacional: “Es momento de actuar…” [1]

Este Congreso tenía como ejes temáticos los siguientes puntos: la FE profesada, la FE celebrada, la FE vivida y la FE proclamada. 

Hola. Bueno, en esta oportunidad les comparto mi experiencia en el II Congreso Misionero Nacional de Seminaristas en el Seminario Mayor San José de la ciudad de Cochabamba, aquí en Bolivia. Las fechas: del 9 al 12 de Octubre.

El lema y el objetivo del encuentro fueron:

Lema: “La alegría de creer y comunicar nuestra fe”.

Objetivo: “Reflexionar, profundizar y celebrar los misterios (maravillas) de la fe en el Dios de Jesucristo y la misión evangelizadora de la Iglesia, para fortalecer la vocación de los seminaristas como discípulos misioneros y así dar testimonio alegre de su Fe al servicio de la Iglesia en el mundo de hoy”.

Este Congreso tenía como ejes temáticos los siguientes puntos: la FE profesada, la FE celebrada, la FE vivida y la FE proclamada.

En primer lugar, fue una bonita experiencia vivida. Me gustó porque no conocía la ciudad. Me sirvió para desestresarme un poco de mi vida cotidiana y para conocer mi vivencia en el futuro. Por eso digo que fue una bonita experiencia.

La aventura, digámoslo así, empezó con una celebración solemne en la Capilla Mayor del Seminario. Luego con la presentación de los distintos Seminarios: fue una noche de talentos. Todos tenían para mostrar distintas destrezas como bailes, teatros, discursos. Al final de ese día se vieron las muchas ganas con que todos queríamos empezar el Congreso. Las palabras animosas de Mons. Scarpellini y su bendición nos dispusieron al necesario descanso después de una cansada jornada de viaje y primeros acontecimientos.

Al día siguiente empezamos con la Eucaristía matinal. Luego el desayuno tradicional para posteriormente dirigirnos nuevamente a la Capilla y comenzar con las formaciones.

El tema fue: “La FE profesada”. El P. Basilio Bonaldi, que trabaja en La Paz, nos habló de las diferentes partes del Catecismo de la Iglesia Católica: el acto de creer, la vida sacramental, la vida nueva y la oración. Mencionó al Papa Francisco y nos dijo algo que se me quedó bien grabado en la cabeza: “…estamos llamados a ser la encarnación de la primavera”. Quiero destacar de este tema otra frase: “…nosotros aceptemos el amor de Dios y pidamos que nos haga verdaderos testigos y anunciadores de la Fe”.

Luego nos fuimos a las charlas grupales con las preguntas que nos sugirió el P. Bonaldi. Me asombré porque eran muy sinceras las opiniones e importantes para luego sacar conclusiones. Posteriormente fuimos a las sub-plenarias para expresarlas como grupo.

En la tarde del mismo día, después del almuerzo y de los juegos, tuvimos otra formación. Esta vez se habló de un segundo punto: “La FE celebrada”. Fue el P. José Fuentes, también de La Paz, quien enfatizó el tema de la Liturgia. Quiero rescatar los siguientes aspectos: “…la Liturgia es aquélla que nos ayuda a vivir la Fe y expresar lo que creemos”. También nos dijo que la FE es aceptar una realidad que no se ve con los ojos y que el sentido de la Liturgia no es solamente la parte teórica sino que se sirve de la práctica y viceversa. Yo me quedo con esta frase: “El cristiano vive de Cristo y Cristo vive del cristiano”.

En los trabajos grupales sacamos conclusiones para llevarlas a las sub-plenarias y dijimos al respecto que los sacramentos no hay que vivirlos como rutina si no más bien de corazón, conciencia y responsabilidad. Y debemos saber que dentro de ellos Dios es una fuente de inspiración para vivir la Fe.

Ya terminando la jornada nos distrajimos con un poco de diversión, con juegos, cantos (karaoke), películas. Todo ello nos sirvió para hacer comunidad y luego… ¡a dormir! porque al siguiente día nos esperaba otro tema que era ansiado por muchos.

(Continuará…)

Ariel Cruz Gutiérrez – Seminarista en Sucre