Oruro

Primer templo patrimonial de Oruro necesita aportes para completar obras

El primer templo colonial y patrimonial de Oruro, Santo Domingo, requiere aportes de parte de los fieles católicos, para continuar y completar las obras que se realizan desde hace cinco años, incluyendo la ampliación y reparación de los techos y paredes.

Las mejoras iniciaron hace cinco años, cuando una parte del techo se cayó adentro, dañando paredes y pisos. Con el aporte de los fieles y devotos de Santo Domingo, se logró colocar un nuevo techo y se efectuó también la ampliación, para darle mayor seguridad.

El templo está ubicado en la calle Ayacucho, entre Presidente Montes y Washington. Es el primer templo que se mantiene en pie en Oruro, porque los otros fueron remodelados y se modificaron sus estructuras. La iglesia fue construida precisamente por los “dominicos” que fueron los primeros en llegar a Oruro, en 1585, cuando se descubrieron las primeras vetas de plata en los cerros aledaños a la ciudad.

El obispo de la Diócesis de Oruro, monseñor Cristóbal Bialasik, explicó que el templo estaba en malas condiciones, pero ahora “he visto trabajar a los párrocos y la ciudadanía, para verlo en mejores condiciones, verlo lindo, pero ahora requiere ser pintado, en forma artística, para lograr buenos resultados”.

Dijo que existe mucha gente que está colaborando para que el objetivo se cumpla y para que el templo sirva para un encuentro con Dios, pero se nota que la comunidad que aprecia el templo, está demostrando su aporte, para que las obras de Dios perduren por siempre, más aún tratándose de un patrimonio de Oruro, como fue declarado por las autoridades.

“Todos somos parte de la iglesia, donde rezamos a Dios y le pedimos por nuestras intenciones”, dijo.

La festividad de Santo Domingo se conmemora el 8 de agosto, pero la eucaristía se realizó el pasado domingo, con gran cantidad de feligreses que se comprometieron a apoyar hasta concluir la remodelación, bajo la dirección del párroco Juan Carlos Titicala, que agradeció a Dios y a los creyentes, por haber participado en la campaña.

El templo de Santo Domingo se encuentra al lado del mercado Fermín López, a dos cuadras de la plaza 10 de Febrero y donde el comercio es intenso, por la presencia de miles de comerciantes a su alrededor.

FRASE

– “He visto trabajar a los párrocos y la ciudadanía para verlo en mejores condiciones, verlo lindo, pero ahora requiere ser pintado, en forma artística, para lograr buenos resultados”. Obispo de la Diócesis de Oruro, monseñor Cristóbal Bialasik.
El Diario