Internacional

Presentan al Papa los dos corderos en la memoria de santa Inés

Con ocasión de la memoria litúrgica de santa Inés, tal y como es tradición, en la Capilla Urbano VIII en el Vaticano, se han presentado al papa Francisco dos corderos, bendecidos esta mañana en la Basílica de la vía Nomentana, dedicada a la joven mártir.

La lana de estos corderos será utilizada para confeccionar los palios de los nuevos arzobispos metropolitanos. El palio –recuerda una nota de la oficina de prensa vaticana– es un signo litúrgico de honor y de jurisdicción que es usado por el Papa y los arzobispos en sus iglesias y en las de sus provincias. Está formado por una franja estrecha de tela, tejida en lana blanca, decorada por seis cruces en seda negra.

El rito de la bendición de los palios, que son impuestos por los nuncios apostólicos locales a los arzobispos, lo realiza el Santo Padre el 29 de junio, solemnidad de los santos apóstoles Pedro y Pablo.

Los padres trapenses de la abadía de las Tres Fuentes en Roma crían los corderos, el animal que simboliza a santa Inés, martirizada en Roma alrededor del año 305. Las religiosas de Santa Cecilia en el Trastevere tejen los palios con la lana de estos animales que hoy han sido bendecidos.