Análisis

Paulovich: ¿Hay nuevos santos bolivianos?

Luego de convenir la hora y el lugar de la visita anual del alma de Don Nemesio Racacha a su inconsolable viuda, mi discípula periodista, la cochalita me hizo entrega de “tanta-guaguas, maicillos y masitas tradicionales”. Puestos a trabajar, la cholita me pidió que le explicara quiénes son “todos los santos” a los que la liturgia honra en este día, pues ella suponía que mis conocimientos doctrinales eran superiores a los suyos. Exprimiendo un poco mi magín, le manifesté que los santos son aquellos que cumplieron en vida la voluntad de Dios, o sea que amaron a su Creador y al prójimo, como los santos son muchos y nuestro calendario resulta pequeño para honrarlos en un día especial, la fiesta de Todos los Santos es para honrar a todos los que fueron reconocidos por sus virtudes por nuestra Iglesia Católica Apostólica y Romana.

Esta mi explicación la dejó un poco triste, quien me preguntó con sincera ingenuidad si nuestro presidente vitalicio Evo Morales estará en camino hacia la santidad y si algún día veríamos su imagen con el nombre de San Evo de Orinoca. Me llevé las manos a la cabeza ante semejante barbaridad y le dije que admito su admiración por Morales, pero que los caminos de la política están muy alejados de los de la santidad, pues lo que más he advertido en estos años es el permanente despliegue del engaño, mentira y deshonestidad por lo cual nada más lejano de la santidad que políticos que transitan por los pasillos del Palacio Real de Evo.

Mi contrariedad apabulló a mi comadritay, que atinó a preguntarme: “¿Y Alvarito no podría llegar a ser santo y ocupar algún altarcito en la nave izquierda de algún templo…?” No pude menos que sonreír ante lejanísima posibilidad, después de que él declarara ser materialista, marxista y ateo. Al final me confesó que me había hablado de la posible santidad de San Evo de Orinoca, de San Álvaro de Sacaba y también de San Juan Ramón de la Quintana, y de San Luis Arce Catacora, santo de las bóvedas del Banco Central, y también de Santa Nemesia Achacollo y de las Santas Bartolinas vírgenes y mártires solo para hacerme enfadar un poquito y reírnos después en este hermoso día de Todos los Santos