Cochabamba

Paso al postulantado de las Hijas de María Auxiliadora

Bajo el lema: “Inevitable es su amor como la muerte y el sol. No me puedo esconder, me persigue tu amor”, en el día del “Milagro del sol”, tuvieron la celebración del paso al Postulantado las aspirantes: Patricia Agnez Álvarez, Viviana Mamani Mendoza y Maribel Mercede Tintaya Yatías.

Las aspirantes, después de haber tenido un tiempo propicio de conocimiento, del Instituto y del Carisma salesiano, pidieron dar un paso más en el camino de seguimiento al Señor y recibieron de manos de Sor Edith Franco, Provincial de las FMA en Bolivia, la medalla de postulantes. Al momento de dirigirles unas palabras les recomendó que en esta etapa de formación son necesarias cinco cosas, según Madre Mazzarello, que no pueden faltar en quien quiere seguir al Señor:

  1. 1° La oración: No se puede imaginar una vida religiosa sin Oración, tenemos que ser mujeres de oración, pero una oración al estilo salesiano: sencilla y que incida en la vida.
  2. 2° La vivencia diaria del evangelio: El encuentro diario con el Evangelio, el Evangelio viviente que es Jesús. El Señor cada día nos regala su palabra y nos invita a hacerla vida.
  3. 3° La Eucaristía: Nosotras somos “mujeres eucarísticas”, como nos lo dice el art.40 de nuestras Constituciones. Es por esta razón que en una casa, el centro es la Capilla. No dejemos nunca la Eucaristía que es el encuentro con el amado.
  4. 4° El Rosario: Que al inicio nos puede parecer largo o cansador, pero que mientras pasan los años se hace parte de nosotras y logramos rezar hasta más de un misterio. Entonces el Rosario no nos puede faltar, ni en el bolsillo ni en la vida. A través de él contemplamos el misterio de la vida del Señor y como FMA demostramos nuestro amor a María.
  5. 5° El recreo: En una casa salesiana no puede faltar el recreo. Madre Mazzarello solía decir “…en el recreo se ve si por la mañana hemos rezado bien”. La santidad en estar SIEMPRE alegres”.

A esta ceremonia asistieron las hermanas de las comunidades María Romero Meneses y de la casa inspectoríal “Nuestra Señora de La Paz”, así como también las hermanas del Consejo Inspectorial de las FMA.

“De esta manera se dio un paso importante dentro la vida de estas tres jóvenes que quieren seguir al Señor con el estilo Salesiano – Mornesino. Agradecemos al Señor por sus bendiciones para con nosotras”, expresó Sor María Gabriela Vivero FMA, Ámbito de las Vocaciones.