La Paz

Para Bolivia “es una bendición grande”

La Iglesia Católica de Bolivia recibió ayer como “una bendición grande” el nombramiento del nuevo papa, el arzobispo de Buenos Aires, cardenal Jorge Mario Bergoglio.

“Lo que se respira es una grata y hermosa sorpresa, sorpresa porque estábamos muy expectantes, probablemente no teníamos una visión exacta de quién iba a ser, pero si es un argentino y latinoamericano, de verdad nos alegra profundamente y de verdad que damos gracias a Dios, damos a gracias a la Iglesia Católica y felicitamos al pueblo argentino”, dijo monseñor Óscar Aparicio, presidente de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), en declaraciones a la red ERBOL.

El prelado afirmó que “conocemos la trayectoria del cardenal Bergoglio y sabemos que la Iglesia ha preferido tenerlo como papa para este tiempo”.

El sacerdote jesuita y periodista José Gramunt de Moragas afirmó que hay gran satisfacción en la Iglesia latinoamericana y también en la Compañía de Jesús por la elección de Bergoglio como papa. No obstante, identifica una serie de desafíos que debe afrontar Francisco en tiempos de gran avance tecnológico. Dijo que la Iglesia vive un “momento difícil” y que la “carga” del pontificado amerita un trabajo arduo, reportó ANF.

Gramunt identificó tres problemas que deben ser atendidos con prioridad por el nuevo Pontífice: el tema económico, los cuestionamientos respecto a la moralidad de algunos miembros del clero y reformas en la curia en tiempos de modernidad.

El sacerdote jesuita Ricardo Zeballos, también en declaraciones a la red ERBOL, afirmó ayer que Bergoglio “es uno de los nuestros”, refiriéndose a que es hijo de San Ignacio de Loyola y nacido en el vecino país. “Es el primer Papa jesuita y escogió un nombre importante, Francisco I, que significa ecología, ternura y es un nombre significativo”.

Monseñor Aparicio “agradeció a Dios y al Espíritu Santo” por la designación del cardenal argentino como el nuevo Pontífice , pues “sabemos que es un hombre sencillo” que camina con su pueblo.

Afirmó que la elección del primer Papa nacido en esta parte del mundo representa a Latinoamérica y también al Caribe. “Es una bendición grande” y una muestra de un continente en el que hay “una Iglesia pujante”, dijo. Con la certeza de que la elección de Bergoglio “va a ayudarnos”, el presidente de la CEB manifestó su alegría por el nuevo Papa.

El obispo de Beni, Julio María Elías, saludó la elección de Bergoglio. Dijo que es un hombre que quiere desarrollar una labor de humildad y de acercamiento con todas las personas del mundo, como lo hizo San Francisco de Asís, según ABI.

Su nombre “está indicando por dónde va a caminar, por el camino de la humildad, por el camino de un Jesucristo que siendo Dios se hace hombre”.