Internacional

Papa Francisco avala mediación de los obispos en el conflicto de Nicaragua

obispos median en nicaragua

El Papa Francisco aseguró hoy su aval a la mediación que están llevando a cabo los obispos de Nicaragua para acabar con la violencia y encontrar una salida pacífica a la crisis social que enfrenta el país.

El Papa Francisco aseguró hoy su aval a la mediación que están llevando a cabo los obispos de Nicaragua para acabar con la violencia y encontrar una salida pacífica a la crisis social que enfrenta el país. El Papa hizo estas declaraciones al final de su bendición dominical con el Angelus, que dirigió ante más de 20 mil personas congregadas en la Plaza de San Pedro del Vaticano, y luego de recibir -la víspera- un pormenorizado informe sobre la situación nicaragüense.

“Renuevo mis oraciones por el pueblo de Nicaragua. Deseo unirme a los esfuerzos que están cumpliendo los obispos del país y tantas personas de buena voluntad, en su rol de mediación y de testimonio para el proceso de diálogo nacional en curso en el camino de la democracia”, dijo, hablando en italiano. La tarde de este sábado 30 de junio, el líder católico se reunió en privado con el cardenal Leopoldo José Brenes, arzobispo de Managua, y con Rolando Álvarez, obispo de Matagalpa.

El encuentro, que tuvo lugar en la Casa Santa Marta del Vaticano, fue “muy fructífera” reveló la Conferencia Episcopal de Nicaragua. Desde el 18 de abril pasado y tras un intento del gobierno del presidente Daniel Ortega de reformar la seguridad social, se desencadenó una situación de violencia callejera, inestabilidad social y política. Algunos obispos del país han salido en primera fila a denunciar “la represión” y los ataques contra jóvenes activistas. Más adelante, durante sus mensajes tras el Angelus, el líder católico se refirió a otros conflictos como la “grave situación” que se vive en Siria, en especial la provincia de Daraa, donde -dijo- las acciones militares de estos últimos días han golpeado también escuelas y hospitales, y han provocado miles de nuevos desplazados.

“Renuevo, junto a mi oración, mi llamado para que a las poblaciones, ya duramente golpeadas desde hace años, se les ahorren más sufrimientos”

, añadió. Destacó que en medio de tantos conflictos apareció una “buena noticia” y una iniciativa “que se puede definir histórica” porque en estos días, después de 20 años, los gobiernos de Etiopía y Eritrea volvieron a hablar juntos de paz.

Deseó que el acercamiento entre ambas partes pueda encender una luz de esperanza para estos dos países del Cuerno de África y para el Continente Africano entero. Al mismo tiempo garantizó su oración por un grupo de jóvenes desaparecidos, desde hace una semana, en una gruta subterránea de Tailandia.

Luego recordó que el sábado próximo, 7 de julio, viajará a Bari junto a muchos jefes de Iglesias y comunidades cristianas del Medio Oriente. “Viviremos una jornada de oración y reflexión sobre la siempre dramática situación de aquella región, donde tantos hermanos y hermanas nuestros continúan sufriendo, e imploraremos con una sola voz: ¡Sobre ti exista paz! Pido a todos acompañar con la oración esta peregrinación de paz y de unidad”, apuntó.