Pando

P. Marcos Mandireza: “Llenémonos de amor y de misericordia”.

“…Esforzarnos por crecer en la humildad”, exhortación que hizo el P. Marcos Mandireza Hurtado, Vicario de la Parroquia Nuestra Señora del Carmen, en la homilía de la Misa de Clausura de la X Asamblea de dicha comunidad parroquial acontecida hace dos semanas en la Casa de Retiros “San Luis” en Tumichucua.

El sacerdote centró su reflexión en el don de la humildad, y definió a ésta como la virtud de la cual todo agente pastoral debe nutrirse. “Jesús nos da una gran lección de humildad, y esta lección debemos aplicarla en nuestra vida. El Señor nos enseña a no vanagloriarnos de nuestros triunfos, mas al contrario, nos pide que seamos sencillos y humildes. Muchas veces la soberbia nos vuelve personas altaneras, para esa soberbia el mejor remedio es la humildad” remarcó.


Finalmente el religioso convocó a los presentes a “llenar los corazones de compasión con los hermanos”. “muestren siempre entrañas de misericordia y de amor. Ahora bien, ¿cómo puedo ser humilde? Luchando contra la soberbia. Luchando contra aquello que no me permite ser instrumento de paz, de amor y de concordia. Ostentar los primeros lugares, los primeros sitiales debe ser sinónimo de servicio. Que el Señor llene nuestros corazones de sencillez y humildad para así ser los últimos y los servidores” concluyó el Vicario parroquial.