La Paz

Ocho familias paceñas exponen pesebres antiguos de colección

Celebración Los nacimientos tienen entre 600 y 2.000 figuras; las más antiguas datan de hace 70 años. El Día de Reyes habrá un festejo especial con villancicos.
El pesebre es uno de los mayores símbolos de la Navidad, por lo que muchas familias se afanan por armar en sus casas recreaciones que se acerquen lo más posible a las imágenes descritas en la Biblia.

Aunque cada año los comerciantes traen novedosas ofertas, hay quienes guardan estas piezas durante décadas.

Este es el caso de ocho familias que forman parte del Centro Cívico Cultural de La Paz, que armaron nacimientos con numerosas y antiguas reproducciones del Niño, José, María y los reyes magos, entre otras.

El presidente de la organización, Nelson Larrea, informó que estos nacimientos “de lujo” pueden ser apreciados por los interesados, ya que los propietarios abrieron las puertas de sus domicilios para exponer sus “tesoros”.

Los pesebres se encuentran en la avenida Arce, la calle Rodríguez, la Chaco, la avenida Quintanilla Suazo, la plaza Abaroa, la calle Murillo, la avenida República y la calle Belisario Salinas.

“Todos tienen la particularidad de tener piezas antiguas. Por eso es interesante que la gente pueda apreciar cómo eran antes los nacimientos”, dijo Larrea.

El representante contó que, por ejemplo, el Belén que expone en su domicilio (avenida Arce esquina Montevideo) tiene alrededor de 600 piezas, entre juguetes, figuras de animales y personajes.

Cinco niños forman parte del pesebre de la familia Larrea; dos de ellos tienen más de 70 años y los tres restantes, 35 años. “Está armado en una especie de montaña que está al aire libre, tal como eran antes los nacimientos; tiene ángeles y animales de todo el mundo”.

Un pesebre gigante

La más grande de estas obras de arte está organizada en tres niveles y cuenta con 2.000 piezas. Pertenece a la familia Sanjinés, cuyos miembros siguen la tradición desde hace tres generaciones, en su casa de la calle Rodríguez y Juan XXIII, en San Pedro.

Según Abel Sanjinés, entre los elementos del pesebre hay figuras que tienen más de 60 años y otras que fueron adquiridas recientemente, pero que no desentonan con el resto.

Además de estas piezas, la familia Sanjinés trata de rescatar las tradiciones de la Navidad, por lo que también organiza espectáculos de villancicos y baile. De acuerdo con Larrea, estas ocho familias tendrán una jornada especial el 6 de enero, Día de Reyes.

“En esa fiesta haremos la adoración con rezos, cantos, una chocolatada con panetón o api con buñuelos; invitaremos peras y dulces. Después, bailaremos al compás de villancicos tocados con instrumentos como el chullu chullu, panderetas y órgano, como se hacía antes”, dijo.