Destacadas

Niños italianos ayudarán a construir un centro de rehabilitación en La Paz

(CIUDAD DEL VATICANO) El papa Benedicto XVI, acompañado de dos niños italianos del movimiento Acción Católica Romana, liberó el día de ayer domingo desde la ventana de su apartamento en el Palacio Apostólico, en la que es una cita tradicional, a dos palomas como símbolo para pedir la paz en Roma y en el mundo.

Se trata de una cita habitual llamada “Caravana de la Paz” que termina en la Plaza San Pedro y tiene la finalidad de concienciar a la sociedad sobre la necesidad de la paz.

Los jóvenes de Acción Católica anunciaron que con el dinero que han recogido financiarán la construcción de un centro de detención alternativo a la cárcel cerca de La Paz para que aloje a las menores bolivianas.

Esperamos que con nuestra ayuda las chicas bolivianas puedan ser animadas a reconquistar la dignidad y la confianza en los demás“, dijo Naomi.

“Gracias Naomi, lo has hecho muy bien”, dijo el Papa a la niña que leyó el mensaje desde la ventana de su apartamento, y “ahora liberemos las palomas que han traído estos niños como símbolo de paz para la ciudad de Roma y todo el mundo”, agregó.

“Quieren quedarse en la casa del papa”, bromeó Benedicto XVI ya que las palomas se negaban a emprender el vuelo y una de ellas volvió incluso a entrar en el estudio del pontífice.