Análisis

Roberto Flock: La Amazonía bajo presión

Queridos hermanos.

La Amazonía es de vital importancia para la salud, no sólo de América, sino de todo el planeta, por su agua, por el oxígeno que produce y por su biodiversidad. Sin embargo, constatamos que está bajo ataque. Un estudio realizado entre los años 1993 a 2000, sobre la deforestación a nivel nacional en Bolivia, determinó, que el total de la superficie desmontada en este período, en el departamento de Santa Cruz, fue de 1.424.033 hectáreas, lo que significa una tasa promedio de deforestación de 203.433 hectáreas por año. (www.santacruz.gob.bo). ¿Cuánto más se ha perdido desde entonces, no sólo en Bolivia sino en toda la Amazonía.

Según testimonios que escuché personalmente en la visita a San Ignacio del Vice Canciller de Colaboración Alemana, en nuestra región la humedad ya ha bajado 17% a causa de la deforestación.

La actual política de la INRA de dotar tierras chiquitanas a sindicatos del interior (ya hay más de mil), significa aún mayor destrucción. A estos factores se suma la contaminación de mercurio en los ríos por las minas de oro, además inmensas cantidades de basura plástica, y agricultura de coca y granos dependiente de herbicida, pesticida y fungicida.

El Sínodo Pan Amazónico denunciará estos pecados, ¿pero habrá conversión? ¿Habrá cambios en las políticas? Depende de quienes ponemos en nuestros gobiernos.

Mons. Robert Flock

Obispo de San Ignacio