Santa Cruz

Monseñor Antonio Reimann, Obispo del Vicariato Ñuflo de Chavez

Monseñor Antonio Reimann, O.F.M., es el Obispo del Vicariato Apostólico de Ñuflo de Chavez.

Monseñor Antonio Reimann nació el 15 de mayo de 1952 en Kadlub Turawski, Diócesis de Opole, Polonia.

Ingresó en la Orden Franciscana realizando su profesión solemne el 2 de febrero de 1978. Su ordenación sacerdotal fue en esa misma fecha un año después.

Llegó a Bolivia el día 27 de septiembre de 1983 donde se encargó de los cuidados pastorales de la Parroquia Santa Clara en El Fortín-Libertad durante 10 años.

Entre 1993 y 1999 estuvo de Guardián del Convento San Francisco en Cochabamba, y fue miembro del Consejo Provincial. De 1999 a 2001 estuvo como Guardián del Convento de la Recoleta y párroco de la Parroquia Santa Ana en Sucre.

El 1 de diciembre de 2001 tuvo lugar su consagración Episcopal en la Catedral de Concepción.

Contactos

Dirección Postal: Casilla 337. Santa Cruz – Bolivia

Teléfonos: (3) 9643010

Email: iglesianuflo@gmail.com

Vicariato Apostólico de Ñuflo de Chávez

Catedral de ConcepciónHISTORIA                                              

La historia del Vicariato se puede desglosar diferenciando las tres zonas en que se compone:

La zona de Chiquitos, la más antigua, recibió el anuncio del Evangelio hace más que 300 años con la fundación de San Javier (1691) por el P. Arce, SJ. Unos años más tarde se llevó a cabo la fundación de Concepción (1709) por el P. Lucas Caballero, SJ.

La zona de Guarayos recibió el primer anuncio en la persona del Pbro. Gregorio Salvatierra, natural de Porongo, Santa Cruz. Este incansable misionero atendía después de la expulsión de los Padres Jesuitas (1767), las grandes extensiones de Chiquitos y Guarayos. En el año 1826 funda el pueblo de Ascensión de Guarayos. Extenuado por los trabajos misioneros solicita al Obispo de Santa Cruz la ayuda de los religiosos franciscanos del Convento para la Propagación de la Fe de Tarata. La recibe en la persona del P. Francisco Lacueva que continúa su labor casi veinte años ininterrumpidamente. Finalmente en el año 1840 recibe la ayuda del P. José Cor y el P. Manuel Viudez. A partir de este tiempo hasta el día de hoy los hermanos franciscanos permanecen evangelizando estos pueblos.

La zona más joven es la de las Tierras Bajas, llamada anteriormente zona de Colonización. Abarca la extensión entre el Río Grande y el Río San Julián. La primera parroquia de esta zona fue creada en el año 1954 con el nombre de Santa Clara de Montegrande. El primer párroco y fundador de esta parroquia fue el P. Antonio Eduardo Bösl, futuro obispo (1972). Hoy día en toda esta vasta región de las Tierras Bajas vive más de la mitad de la población del Vicariato, casi 80 mil habitantes.

Creación del Vicariato Apostólico

El Vicariato Apostólico se ha creado por motivos pastorales el 13 de diciembre del año 1951. El Derecho Canónico (can. 371, & 1) define al vicariato apostólico como una determinada porción del pueblo de Dios que, por circunstancias peculiares, aún no se ha constituido como diócesis, y se encomienda a la atención pastoral de un Vicario apostólico, para que la rija en nombre del Sumo Pontífice. Según el Concilio ecuménico Vaticano II esta circunscripción eclesiástica no es diócesis porque no existe jerarquía propia, ni predicación suficiente del Evangelio. Esta circunscripción desarrolla la actividad misionera en sentido estricto y son misiones.

El primer Obispo, vicario apostólico, fue Jorge Kilian Pflaum, franciscano de Baviera, Alemania, anteriormente misionero en la China (+1971).
El 1º de Abril de 1973 fue consagrado el nuevo obispo, Mons. Antonio Eduardo Bösl (+2000).
A partir de 1 de Diciembre de 2001, Mons. Antonio Bonifacio Reimann cumple la misión de confirmar la fe de sus hermanos, continuando la misión de sus recordados antecesores bajo el lema: “Duc in altum” que quiere decir: “Reme mar a dentro” o “Lleve la barca a la parte más honda”.

LOCALIZACIÓN

El Vicariato Ñuflo de Chávez se encuentra en el departamento de Santa Cruz de la Sierra (Bolivia).

La extensión de todo el Vicariato consta de más de 80.000 kilómetros cuadrados divididos entre las dos provincias del departamento que pertenecen al Vicariato: Guarayos y Ñuflo de Chávez.

La población que se estima vive en estas dos provincias está cercana a los 160.000 habitantes.